Reconstruyen caso González y otros con nuevo testimonio

Varias patrullas de la Autoridad de Tránsito Municipal bloquearon ayer el paso de la calle junto a la farmacia de la ciudadela Alborada, donde el 19 de noviembre de 2003 murieron ocho personas. Ahí se realizó el reconocimiento y reconstrucción de los hechos del asalto frustrado que dejaron muertes y supuestas desapariciones.

La fiscal provincial adjunta de Pichincha, Silvia Juma, encabezó esta diligencia junto a peritos del Cuerpo Técnico de Investigaciones, de la Fiscalía de Colombia.

A las 06:00, se inició el procedimiento en un restaurante ubicado en Sauces 8. Allí se simuló, con actores, la reunión de los supuestos delincuentes antes de ejecutar el presunto atraco en la farmacia y se leyó la versión ofrecida por el testigo protegido Erwin V., quien se radicó en Venezuela por varios años. Él estaba reportado como desaparecido y su testimonio se conoció en junio.

Según la versión de Erwin V., el exagente Érick S. habría estado en esa cita. “El señor (Érick S.) nos dijo: Miren, muchachos, esto va a ser fácil. No va a haber ningún inconveniente. Si es que puede producirse algún inconveniente, ustedes no se preocupen que no va a pasar nada”, leyó un funcionario de la Fiscalía.

Juma dijo que la diligencia es parte de la etapa de instrucción en la que se investiga el presunto delito de desaparición forzada de “cuatro personas”.

“Justamente con todo lo que nos ha argumentado el testigo protegido, estamos nosotros cotejando con varios elementos y otras versiones que tienen relación con la desaparición forzada”, indicó Juma, quien añadió que la instrucción culminará el 25 de octubre.

Luego de estar en Sauces 8, personal de la Fiscalía y peritos se dirigieron a la farmacia. En este sitio se repasó el procedimiento policial para detener a los sospechosos.

Hasta este sitio acudió escoltado Érick S., quien fue fotografiado el día del operativo (19 de noviembre de 2003), por un reportero gráfico de este Diario, mientras llevaba a uno de los supuestos desaparecidos hacia un vehículo.

“Érick S. hace referencia de que condujo a una persona (...), pero no determina de que se trate de Johnny G.”, dijo la fiscal Juma.

Sin embargo, Dolores G., esposa de Johnny G., insistió ayer en que la persona que trasladaba Érick S. era su cónyuge porque ella reconoció su ropa, sus brazos y abdomen.

La diligencia continuó en la ciudadela La Garzota. Ahí asistió un ciudadano que en ese entonces trabajaba como vulcanizador y que habría visto a dos de los cuatro desaparecidos.

Por la tarde se recreó, junto a los peritos colombianos, la supuesta tortura a la que fueron sometidos Erwin V. y Johnny G. en las antiguas instalaciones de la Policía Judicial. (I)

Más datos
Instrucción

Proceso
En esta diligencia participaron cinco testigos. Hay 18 personas procesadas.

Extradición
La fiscal provincial adjunta de Pichincha, Silvia Juma, dijo que esperan una respuesta de EE.UU. sobre el pedido de extradición de Eduardo G., quien habría organizado el operativo del 19 de noviembre de 2003.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: