Sin televisión ni radio dos familias viven su fe en área rural de Bucay

Sábado, 17 de Septiembre, 2016 - 00h08
17 Sep 2016
Bucay General Antonio Elizalde -

De una habitación salen tres niñas con velos blancos y vestidos largos hasta el tobillo. Es un pequeño receso de la clase. Detrás de las menores aparece Yulanda Wright, la joven que hace de profesora y viste un atuendo concho de vino, semejante al de sus alumnas. “Hoy ella vio álgebra”, asegura apuntando la mirada a la mayor de 13 años.

El breve descanso no es el patio de una escuela convencional, sino en la modesta sala de la vivienda de ladrillo de los Kuepfer, en la que hay cuatro muebles con apliques floreados y almanaques en las paredes con versos bíblicos.

Conrad Kuepfer, estadounidense de 37 años y padre de cinco hijos, construyó esa casa a un costado del río Chague Grande, a 4,5 kilómetros de las afueras de Bucay, para hacer su nueva vida en Ecuador.

De barba pronunciada y manos ásperas por el trabajo agrícola, Conrad se define como un “evangelista de la iglesia de los cristianos primitivos”. Una congregación de Tennessee donde las mujeres visten ropaje largo y educa a sus hijos en el hogar para evitar, según él, las malas influencias del mundo.

La familia llegó a Ecuador en el 2013. Fue después de que Conrad pasó por una enfermedad que lo tuvo al borde de la muerte. Una bacteria entró en su cerebro y lo llevó a un estado de coma. Su recuperación, a la que considera un ‘milagro’, lo motivó a compartir su fe con otros, fuera de su país.

Un guayaquileño que conoció en Estados Unidos fue su referencia para arribar a Ecuador, aunque inicialmente quería ir al norte de Perú. Exploró algunos lugares de la costa, pero decidió asentarse en el área rural de Bucay por el clima.

Con $ 80 mil que ahorró de sus trabajos en la construcción y en el agro en Estados Unidos compró una finca. Esa inversión lo ayudó a obtener una visa, asegura, para permanecer en el país. Aquí tuvo a su último hijo, de año y nueve meses. “Es ecuatoriano”, dice con un español pausado que aprendió en estos tres años.

En su propiedad siembra tres hectáreas de guineo orito y yuca. Saca entre 60 y 80 racimos a la semana para venderlos a comerciantes de Cumandá. Además cultiva tilapias. “Es mi sustento”, afirma Conrad.

La tierra la trabaja con Stephen Hochstetler, estadounidense de 31 años, que también se identifica como cristiano primitivo. Él llegó con su familia hace seis meses, dos después del arribo de Wright, la profesora norteamericana que antes vivió en Bolivia.

A los Kuepfer los conocen en Bucay por los llamativos atuendos que visten. Cada sábado se los ve visitando casas para compartir estudios bíblicos e himnos, que hablan de dejar la vida mundana para seguir consagrados a Jesús. “Son gente amable”, señalan moradores que han tratado con ellos.

Conrad justifica el uso de los velos y los largos vestidos como una forma de modestia y sumisión de la mujer a su esposo.

En la casa de los Kuepfer, donde las niñas en sus ratos libres aprenden a cocinar dulces o bordar, no hay televisores ni radios. El único contacto tecnológico son los dos celulares de los adultos. Los utilizan solo lo necesario, para estar en contacto con su familia en EE.UU.

Y eso es parte de su estilo de vida, fundamentado en una línea de separación entre lo que llaman lo limpio y lo inmundo. Su doctrina la recogen de historias de los primeros cristianos y la Biblia, especialmente de la versión Reina Valera 1960, que usan iglesias protestantes. (I)

Credo
Primitivos

Asuntos
Los cristianos primitivos no hacen el servicio militar y no se involucran en asuntos políticos. Los padres prefieren que sus hijos se eduquen en casas.

Preparación
A los miembros de esta congregación se les inculca prepararse para una vida útil en el reino de Cristo.

Sin televisión ni radio dos familias viven su fe en área rural de Bucay
Gran Guayaquil
2016-09-20T13:25:22-05:00
[VIDEO] [FOTOGALERÍA] Tienen un estilo de vida modesto, educan a sus hijos en casa y visten ropas largas.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérece a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo