Sequía diezmó cultivos en Guatemala, El Salvador y Honduras

Reuters
Viernes, 27 de Mayo, 2016 - 11h22
27 Mayo 2016

Alrededor de 2,8 millones de personas necesitan asistencia alimentaria en tres países de América Central luego de dos años seguidos de una gran sequía que diezmó los cultivos y exacerbó el hambre entre los pobres, señala la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La prolongada sequía que comenzó a mediados de 2014, ligada al fenómeno climático El Niño, ha minado la subsistencia de los agricultores en el llamado "corredor seco" de Centroamérica, que atraviesa Guatemala, El Salvador y Honduras.

El paso de tanto tiempo con escasas lluvias ha dejado a los campos secos, con grietas en el suelo y cultivos atrofiados por la falta de agua. El Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) dijo en abril que está brindando ayuda -arroz, legumbres y dinero para comprar comida- a 1,6 millón de personas afectadas por la sequía en Guatemala, El Salvador, Honduras y Haití.

Unos 3,5 millones de habitantes enfrentan problemas para alimentarse en Guatemala, El Salvador y Honduras, y de ese número 2,8 millones dependen de la asistencia alimentaria para sobrevivir, dijo la FAO.

"Tenemos una de las peores sequías en décadas", dijo Anna Ricoy, experta regional de la FAO en reducción del riesgo en desastres. "Es una sequía recurrente que año tras año está erosionando lentamente el sustento de los pequeños agricultores. Es un desastre silencioso", manifestó Ricoy a la Fundación Thomson Reuters por teléfono.

Debido a la sequía, Honduras declaró el estado de emergencia en su corredor seco a mediados del 2015 y la medida aún sigue vigente. Las familias de los agricultores pobres que viven en el corredor seco de América Central han tenido, incluso, que reducir la cantidad de comidas al día.

"Las personas han estado y están vendiendo sus activos para sobrevivir, vendiendo tierra y semillas, reduciendo la cantidad de comidas al día y la cantidad de proteína que ingieren", dijo Gianni Morelli, asesor de respuesta en desastres para América Central de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

"En este momento la situación es muy seria y frágil", agregó. "La situación actual continuará posiblemente hasta agosto, cuando tiene lugar la primera cosecha del año (...) Mucho depende de lo que suceda con las lluvias y los resultados de la primera cosecha", dijo Morelli.

La más reciente temporada de El Niño, que provocó un aumento de las temperaturas del mar a sus niveles más altos en 19 años y cambió los patrones climáticos en todo el mundo, ha terminado, según informó esta semana el servicio meteorológico australiano.

América Central registró algunos chaparrones aislados en las últimas semanas como señal del inicio de la temporada de lluvia, aunque un mes después de lo habitual. A pesar de la llegada del agua, las familias en las zonas afectadas sufrirán en los próximos meses las consecuencias de la pérdida de cultivos y ganado por la sequía. (I)

Sequía diezmó cultivos en Guatemala, El Salvador y Honduras
Internacional
2016-05-27T11:22:41-05:00
Casi tres millones de personas necesitan asistencia alimentaria en países de América Central, señala la FAO.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérece a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo