Temas

Relaciones EE.UU.-Cuba

Barack Obama

Raúl Castro

Democracia

Visitas oficiales


Una Cuba con libertad y derechos pide Barack Obama

“Creo que los ciudadanos deberían ser libres de decir lo que piensan sin miedo, de organizarse y de criticar a su gobierno, y protestar pacíficamente. Y que Estado de derecho no debería incluir detenciones arbitrarias (...). Y sí creo que los votantes deberían poder elegir a sus gobiernos en elecciones libres y democráticas”.

Ese fue parte del discurso que el presidente estadounidense, Barack Obama, dio ayer en un esperado encuentro con la sociedad civil cubana y que fue transmitido en vivo por la televisión estatal.

Obama pidió que en Cuba haya libertad política y aunque reconoció las diferencias ideológicas entre ambos países, aseguró que con su visita a la isla busca enterrar el último resquicio de la Guerra Fría en el continente.

El mandatario indicó que su país no impondrá el futuro a la isla y que confía en que será decidido por los cubanos, en un mensaje salpicado de frases en español. Aseguró que la prosperidad de la gente depende no solo de la educación o la salud, sino también de la libertad para expresar libremente sus ideas sin ser detenido y tener, por ejemplo, acceso a internet.

“Creo en el pueblo cubano”, dijo en el teatro Alicia Alonso de La Habana, donde desde un palco lo escuchaba el presidente cubano, Raúl Castro.

“El futuro de Cuba tiene que estar en las manos del pueblo cubano”, expresó en español.

Obama dijo a su vez que el embargo solo ha dañado al pueblo cubano y pidió al Congreso de su país que levante esta restricción que EE.UU. impuso a la isla hace más de cinco décadas. Sostuvo que nadie ignora las diferencias de ambos países: Cuba tiene un sistema de un solo partido y EE.UU. de varios, además de que en la isla está en marcha un modelo económico socialista y en su país, uno de libre mercado.

Cuando Barack Obama hablaba de democracia, le aplaudía la delegación estadounidense. La mayoría de la sala reaccionó con frialdad. En un momento, mientras el presidente estadounidense hablaba de derechos humanos, Castro conversaba con su ministro de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez, publicó elpais.com.

Entre los cubanos hubo satisfacción con el discurso de Obama. “Fue una joya, se atrevió a decir en presencia de Raúl Castro que tenían el derecho de protestar pacíficamente sin ser golpeados ni arrestados”, dijo Juan Francisco Ugarte, un técnico de refrigeración jubilado de 71 años.

Barack Obama se convirtió en el primer presidente estadounidense en llegar a la isla de gobierno comunista luego de 88 años. Pero su viaje, a solo 10 meses de dejar la presidencia, ha sido criticado por quienes consideran que su estancia en la mayor de las Antillas avala las conductas represivas y violatorias de derechos humanos que Washington condena.

La idea de Obama es que mejorando la vida de los cubanos, el país acabará transformándose. Cuantos más turistas y estudiantes visiten la isla, y cuanto más negocien entre ellos, más cerca estarán los cubanos de la democratización, dijo.

Luego de un juego de béisbol entre el equipo Tampa Bay Rays y la selección cubana, el presidente de EE.UU. partió a Argentina acompañado de su esposa y sus dos hijas. (I)

El futuro de Cuba tiene que estar en las manos del pueblo... Los Estados Unidos no tienen ni la capacidad ni la intención de imponer cambios en Cuba, los cambios dependen del pueblo cubano.
Barack Obama, presidente de EE.UU.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: