Temas

Economía agraria

Lluvias

Vías

Clima


Lluvias causan más daños en vías y cultivos en Ecuador

Sucumbíos-Azuay-Los Ríos

Una avalancha de lodo y piedras cayó la madrugada de ayer en los límites de las provincias de Napo y Sucumbíos, en el Oriente ecuatoriano, y obstaculizó el tránsito vehicular a la altura del km 100 de la vía Lago Agrio-Quito, que une la Amazonía con la Sierra.

El derrumbe se produjo a las 04:00. Los vehículos que ingresaban y salían de Lago Agrio hicieron largas filas para esperar que se despeje la vía.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) trasladó maquinara para limpiar las piedras y el lodo que tapó la vía, y permaneció cerrada por el lapso de seis horas.

En la mañana se habilitó un carril y hasta el cierre de esta edición aún se continuaba trabajando en la zona del derrumbe. En la última semana se han reportado fuertes lluvias en la provincia de Sucumbíos.

En cambio, en Azuay, el hundimiento en un carril en el kilómetro 92,5 de la vía Cuenca-Molleturo-Puerto Inca, que conecta a Cuenca con Guayaquil y con Machala, presentó ayer más de un metro de desnivel de la mesa de rodadura, lo que incrementa el riesgo en el sector. Por ello se comenzó con los trabajos de excavación, según Boris Palacios, subsecretario del MTOP.

“Solo cuando excavemos podremos (ver) las condiciones en las que verdaderamente se encuentra el terreno, y entonces estimar el tipo de trabajo que debe realizarse y el tiempo que podría durar”, dijo Palacios.

El técnico agregó que este asentamiento, como se le llama al suceso, pudo producirse por la saturación de materiales de la zona, debido al incremento de las lluvias. Con la maquinaria se tratará de habilitar la mitad del carril derecho, en el sentido Cuenca-Guayaquil.

La Comisión Nacional de Tránsito dispondría la restricción del tráfico pesado por ambos carriles, pero aún no se determina cuándo, y se continúa utilizando el carril izquierdo en sentido Cuenca-Guayaquil. En cambio, para el retorno o para ir de Guayaquil a Cuenca, los vehículos pesados deben tomar la vía La Troncal-Cañar-Cuenca.

El funcionario agregó que a diario se limpia el área, especialmente en el tramo comprendido entre el kilómetro 70 y el 105, que mayor accidentalidad del terreno presenta.

Esto, mientras ayer se conocieron las afectaciones que han dejado las lluvias desde el fin de semana pasado en la provincia de Los Ríos, en la Costa.

Los cantones Mocache, Montalvo, Quevedo, Urdaneta, Babahoyo, Ventanas, Vinces, Valencia, Quinsaloma, Puebloviejo, Baba y Palenque registran afectaciones, según Kharla Chávez, gobernadora.

Hasta ayer se contabilizaron 23 familias damnificadas, 350 ciudadanos, 48 viviendas afectadas y dos casas destruidas. Los COE están activados.

En Urdaneta hay 11 familias albergadas de los sectores Manabí Chiquito y San Antonio. En Ventanas, el albergue Isidro Ayora acoge a 5 familias del sector Los Girasoles.

En Los Ríos se contabilizaron hasta ayer 111 hectáreas perdidas y 752 hectáreas parcialmente afectadas, especialmente los cultivos de arroz, maíz, cacao y limón, que perjudican a 51 familias de los cantones Montalvo, Baba, Urdaneta, Palenque y Vinces.

Jaquelinne Solarte, directora del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, Magap, dijo que los cantones con mayores daños son Vinces y Urdaneta. En el primero se reportaron 100 hectáreas de cultivos de arroz perdidas, mientras que en el segundo, 45. Esto por el desbordamiento de ríos y por la ruptura de muros, indicaron las funcionarias.

En el recinto Cachely, en el cantón Ventanas, ayer continuaba cerrada la vía que conduce a Echeandía (Bolívar), ya que el 80% del terreno se ha socavado, se dijo. Los vehículos están siendo desviados por la vía conocida como Miraflores.(I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: