Temas

Reformas laborales

Política económica

Decreto Ejecutivo

Importaciones

Exportaciones

Empresarios


Timbre cambiario, un riesgo para acuerdo comercial con UE, según Roberto Aspiazu

El director Ejecutivo del Comité Ecuatoriano Empresarial, Roberto Aspiazu,  quien ve con preocupación el Decreto Presidencial 943 que reforma el reglamento del Código Orgánico de la Producción, alertó este martes que la disposición del Ejecutivo abre la puerta a la implementación del Timbre Cambiario.

Aspiazu señaló que el decreto, firmado el pasado 2 de marzo por el presidente Rafael Correa, reforma el reglamento del Código Orgánico de la Producción, en especial el artículo 3 del libro 5, que se refiere al régimen aduanero incluyendo dos artículos del Código Orgánico Monetario y Financiero.

Ello -según el dirigente empresarial- abre la posibilidad a que posteriormente, con una simple regulación, la Junta de Regulación y Control Monetario y Financiero pueda aplicar un mecanismo tipo Timbre Cambiario, propuesta que fue expuesta por primera vez en junio pasado por el ex vicepresidente Alberto Dahik, y que hace referencia a un sistema de subasta de cupos para importadores que ayudaría a exportadores, y que lo pagaría tanto el sector público como el privado.

Lea también: Alberto Dahik sugiere ‘timbre cambiario’ para importar

La disposición señala que los medios de pago de las obligaciones tributarias aduaneras se establecerán de conformidad con los artículos 94 y 99 del Código Orgánico Monetario y Financiero. Según el Código, son medios de pagos: "el dólar de los Estados Unidos, las divisas distintas del dólar, los cheques de transferencias por medios electrónicos o digitales, las tarjetas de crédito y débito y otros de similar naturaleza".

Aspiazu dijo hoy al noticiero de Teleamazonas que se quiere aplicar el timbre para reducir la importaciones, pero estas ya están disminuyendo lo suficiente para pensar en un acelerador de esta naturaleza para mantener la dolarización.

Importaciones

Según el empresario, en lo que va del 2016 se ha importado 17% menos con respecto al 2015 y probablemente habrá una contracción de hasta el 3% del Producto Interno Bruto (PIB), por eso la figura económica planteada por el gobierno no ayudará a paliar la crisis sino a agravarla porque aumentará los costos del aparato productivo, no generará liquidez a la economía, incrementará la desconfianza en el sector empresarial y no fomentará los depósitos bancarios, lo que ralentizará el crédito.

El principal factor que está desequilibrando la macroeconomía del país es el déficit de la cuenta fiscal, que tiene su correlato en el déficit en la Balanza de Pagos, dijo Aspiazu.

A su criterio, el timbre fiscal no guardaría relación con lo compromisos internacionales de Ecuador en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Además, existiría el riesgo de que esto afecte la ratificación del acuerdo comercial con la Unión Europea generando un problema mayor porque a finales de 2016 no se renovará el Sistema General de Preferencias Plus (SGP Plus).

Consideró fundamental que el Gobierno aplique un plan anticrisis más integral para dar solución a problemas fundamentales, y "se deje de medidas parches como las reformas laborales o el timbre fiscal". Tampoco se debe descartar un plan económico multianual con organismos internacionales de desarrollo como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM) para pasar el bache, refirió. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: