Ministro no descarta cambios o retiro del proyecto laboral

El ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta, manifestó en la Asamblea que se podrían analizar algunas modificaciones al proyecto de Ley de Optimización Laboral y Seguro de Desempleo, y que si la solución al ‘alboroto’ que este podría causar es retirarlo, se lo retirará, pero que eso no es lo ‘ideal’.

Entre los posibles cambios, Berrezueta mencionó que la reducción de la jornada laboral podría salir de un acuerdo entre las partes, sin requerir la autorización del Ministerio y ofreció que los controles sobre esto podrían ser posteriores.

El pasado martes los empresarios plantearon estos dos temas en su comparecencia en la Comisión de Derecho de los Trabajadores de la Asamblea, donde pidieron un proceso sumario ágil entre las partes.

Berrezueta acudió ayer a dicha mesa, que tramita la propuesta enviada por el Ejecutivo con el carácter de urgente.

La instancia también recibió al presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Richard Espinosa, para que exponga sus observaciones.

Berrezueta refirió que la verificación de la situación de la empresa podría tomar un promedio de dos semanas hasta cruzar información con las otras instituciones estatales y aseguró que, si se reduce la jornada laboral, los otros componentes salariales no se tocarán con la reforma.

Funcionarios del Ministerio del Trabajo expusieron en la Comisión que el sector más afectado por el desempleo es la pequeña y mediana empresa (se estima que hay cerca de 31 mil desempleados), que solo el 10% de estudiantes en educación superior ha podido realizar pasantías, que más de 140 mil jóvenes entre 18 y 24 años están en el desempleo y que el porcentaje seguirá creciendo por la presencia de más jóvenes. Y concluyeron que por eso había que incrementar el empleo en este sector.

Por su parte, Espinosa insistió en más de una ocasión en que el proyecto de ley no pretende “tocar los recursos de cesantía”, que dijo ascendían a $ 5 mil millones, sino que plantea una ‘sustitución’ por el seguro de desempleo. Además indicó que estaba en debate si el beneficio de este último se amplía a una “renuncia voluntaria”.

El presidente del IESS explicó que ocho meses después de que el trabajador quede en el desempleo se le pagaría la cesantía que acumuló, antes de que se apruebe la ley.

Señaló que el seguro aplicaría para personas en relación de dependencia, que los afiliados voluntarios no participarían, y sobre la prestación de salud, dijo que no había reforma.

Sobre el futuro del proyecto, 2 asambleístas que no pertenecen a la Comisión hicieron propuestas. Oswaldo Larriva (antes de AP) sugirió que se lo archive, y Patricio Donoso (CREO), que el proyecto no sea tramitado con urgencia económica.

La Comisión prevé reunirse hoy para debatir antes de la votación del primer informe que iría al pleno de la Asamblea. No descarta sesionar este sábado, pues el plazo de entrega vencerá el domingo. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: