Temas

Evo Morales

Reforma constitucional

Elecciones

Referéndum

Reelección


Reelección, una figura moldeada desde el poder

Varios presidentes, en particular en África y América Latina, han buscado reformar la Constitución de sus países para aspirar a un nuevo mandato, pero es poco habitual que, como en el caso de Evo Morales en Bolivia, sufran un revés en las urnas.

El zambiano Frederick Chiluba intentó en 2001, en vano, reformar la Constitución para optar a un tercer mandato, pero ante la movilización de las personas en las calles renunció a su iniciativa.

También hubo intentos en Malawi a un tercer mandato de Bakili Muluzi. Pero el Parlamento de ese país se opuso en 2002 a que asuma ante la oposición de la Iglesia.

En Burkina Faso, el deseo de Blaise Compaoré de modificar la Constitución para que pueda optar a un nuevo mandato tras más de 27 años en el poder provocó una insurrección popular, que lo obligó a exiliarse en el extranjero en octubre del 2014.

Burundi, por su parte, atraviesa una mortífera crisis política desde hace diez meses originada por la reelección de Pierre Nkurunziza en julio a un tercer mandato. La oposición, la sociedad civil y una parte de su partido considera que este nuevo mandato es anticonstitucional. Hay protestas.

En 2015, dos jefes de Estado africanos consiguieron vía referéndum modificar la Constitución de sus países para poder presentarse a un nuevo mandato: Paul Kagame, presidente de Ruanda desde 1994 y candidato para 2017, y Denis Sassou Nguesso, dirigente del Congo desde hace más de 30 años y candidato a su sucesión en los comicios de marzo.

En Togo, en 2002, una enmienda constitucional hizo que desapareciera el límite de dos mandatos presidenciales, lo que hizo posible que Gnassingbé Eyadéma, en el poder desde 1967, obtuviera un nuevo mandato en 2003.

En Uganda, Yoweri Museveni acaba de ser electo para un quinto mandato, mientras que en Chad, Idriss Deby Itno dirige el país desde 1990 y en Zimbabue, Robert Mugabe, desde 1980, casi cuatro décadas.

El peruano Alberto Fujimori (1990-2000), hoy en prisión, inició en 1993 una ola de revisiones constitucionales que introdujo la reelección presidencial en América Latina.

A Fujimori le siguió los pasos el argentino Carlos Menem (1989-1999), quien negoció una reforma constitucional que instauró la posibilidad de una única reelección al tiempo que reducía el mandato de seis a cuatro años.

En Venezuela, Hugo Chávez (1999-2013), ahora fallecido, logró que se aprobara por referéndum una modificación del mandato presidencial (dos periodos de seis años). En 2009, un referéndum aprobó la reelección indefinida.

En Nicaragua, el congreso dominado por el sandinismo aprobó una reforma similar en 2013, que permitirá a Daniel Ortega buscar un cuarto mandato este año.

En Ecuador, una Asamblea Constituyente, de mayoría oficialista, diseñó una Constitución que fue aprobada en consulta popular en 2008, que permitió la reelección consecutiva por una sola vez. El presidente Rafael Correa se postuló para un nuevo periodo y luego fue reelecto bajo el nuevo esquema establecido.

Luego, en 2015, la mayoría oficialista de la Asamblea Nacional avaló, bajo la figura de enmienda, la reelección presidencial indefinida a partir de las elecciones del 2021.

En Bielorrusia, Alexander Lukashenko logró en 2004, con un controvertido referéndum, aprobar la reelección indefinida en este país europeo.

Tayikistán celebrará un referéndum en mayo próximo, que busca que el presidente Emomali Rajmona sea reelecto de forma indefinida.

En 2008, el Parlamento de Marruecos aprobó un proyecto de enmienda constitucional que suprimía la limitación del número de mandatos presidenciales. Esto hizo posible que Abdelaziz Buteflika siguiera en el poder desde 1999. Pero el pasado 7 de febrero, el Congreso adoptó un proyecto de revisión de la Constitución, deseado por Buteflika, que prevé restablecer un límite de dos mandatos presidenciales. (I)

Otra forma
Heredar el poder

En Argentina
Néstor Kirchner gobernó este país en el periodo 2003-2007 y, por vía elecciones, su esposa, Cristina Fernández, heredó el poder de su proyecto político y dirigió Argentina entre el 2007 y el 2015. El candidato del kirchnerismo perdió la última elección en la que el candidato de la derecha, Mauricio Macri, obtuvo el poder.

En Brasil
Luis Ignacio Lula da Silva gobernó este país del 2003 al 2010. Le sucedió su coidearia, Dilma Rousseff, quien fue reelecta en 2014 y ahora enfrenta acusaciones de corrupción en medio del desgaste del proyecto político.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: