Piden extender empleo joven hasta los 26 años

Andrea Mena cumplió ayer una de sus metas: se graduó de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad Central. Con 27 años, dice haber buscado un trabajo y enviado sus hojas de vida a varias bolsas de empleo, pero aún no lo ha conseguido. Ella asegura que la falta de experiencia y por otro lado los problemas económicos del país, han sido los factores que le han dificultado el conseguir un empleo.

Como ella, muchos jóvenes no han podido acceder a un empleo. De acuerdo con el proyecto de Ley de Optimización de la Jornada Laboral y el Seguro de Desempleo, existen unos 141.164 jóvenes de entre 18 y 24 años sin empleo en el país.

Por ello, en el artículo 2 del proyecto se habla de incentivar el empleo joven a través del pago que hará el Estado del aporte al IESS que deben pagar los empleadores hasta por dos salarios básicos de los jóvenes de entre 18 y 24 años, que sean contratados por primera vez. Este empleo debe ser adicional a la nómina actual y no exceder el 20% del total de empleados.

Andrea consideró que, al momento, la propuesta del Gobierno del empleo joven no le beneficiaría, pues está fuera del rango de edad. En todo caso, como aún depende de sus padres, ella ha pensado más bien en continuar sus estudios a nivel de maestría.

El tema de la edad sería un limitante en este proyecto, según la visión de los empresarios. Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), explicó que entre una serie de observaciones que harán al proyecto se planteará la extensión del rango de edad de 18 a 26 años.

Además opinó que podría dinamizarse de mejor manera este tipo de contratos si no existe esta restricción de que sea solamente para la primera contratación.

Señaló que la estabilidad laboral no debería ser una imposición y en el caso de que se llegara a terminar la relación laboral antes de los 12 meses que establece el proyecto de ley como requisito, el empresario podría devolver los aportes del IESS pagados por el Estado.

Para Aspiazu, un factor que ha generado el alto desempleo joven ha sido lo que calificó como “rigideces” del sistema actual de contratación laboral.

El Gobierno también ha planteado eliminar el pago del Salario Básico Unificado para los pasantes, pues considera que esto ha desincentivado esta figura que les ayuda a los jóvenes a adquirir experiencia.

Aspiazu indicó que el tiempo propuesto de seis meses es muy corto y que debería haber un periodo de hasta por dos años de pasantía o hasta que la persona obtenga su título (lo que ocurra primero).

También sugerirán que de no llegarse a un acuerdo sobre la jornada reducida con los trabajadores, haya un sumario administrativo para que las autoridades del trabajo diriman.

Sobre las utilidades, propondrán que en caso de que estas se generaran dentro de jornada reducida, sí se puedan repartir sin necesidad de pagar las horas no trabajadas. (I)

141
Mil

jóvenes entre 18 y 24 años no tienen empleo en el país, según cifras expuestas en el proyecto de normativa.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: