Arroceros piden ayuda para vender 50 mil sacos

Unos 800 productores de arroz del cantón Arenillas, en El Oro, tienen almacenados unos 50 mil sacos de este producto desde octubre del 2015. Esto, según los dirigentes del sector, por los bajos costos y el supuesto ingreso ilegal de la gramínea desde el norte peruano.

“Tenemos almacenados en las piladoras más de 50 mil quintales desde octubre, pero no hay quién nos compre. El problema se agrava para el agricultor porque tiene que pagar deudas y no puede volver a sembrar”, comenta Ramiro Riofrío, presidente de la Cooperativa de Arroceros La Cuca y dirigente de la Unión de Cooperativas de Productores Agropecuarios de Arenillas.

Riofrío dice que “el arroz peruano de diferentes marcas ingresa de forma ilegal al interior del país en quintales de 110 libras y se cotiza en el mercado interno a $ 32, mientras que el nacional, cuyo quintal pesa 100 libras, cuesta $ 40”.

“En todas (las piladoras) existe arroz no despachado o no vendido. Queremos que el Gobierno nos ayude para la venta de nuestra producción”, agrega el dirigente.

Según él, el producto corre el riesgo de dañarse en el término de unos dos meses.

Las seis bodegas que hay en los alrededores de La Cuca están abarrotadas por el producto. En los próximos días, se deben cosechar unos 100 mil quintales. “No tenemos dónde poner el arroz porque las bodegas permanecen llenas”, manifiesta Melky Ojeda, productor arrocero de este sector por más de 30 años.

Agrega que los comerciantes quieren pagar entre $ 32 y $ 30 y lo ideal para los productores es vender a $ 40.

En La Cuca hay más de 6 mil hectáreas de la gramínea. El costo de producción de una hectárea es de $ 1.500 mil. De cada hectárea se obtiene un promedio de 70 quintales.

Ernesto Castro Jaramillo, director provincial del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), asegura que mantuvieron reuniones con agricultores arroceros y acordaron coordinar con la Aduana para realizar operativos en vías de paso ilegal del producto desde Perú.

“La acumulación (en La Cuca) se da porque en las bodegas de Machala se comercializa otro arroz. No podemos afirmar que sea específicamente peruano”, asegura Castro.

En operativos realizados en este año por la Aduana se han decomisado sacos de arroz y se han clausuraron locales en Machala, por la venta de la gramínea de origen peruano.(I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: