Empresarios harán sugerencias a través del Consejo de Trabajo

El próximo lunes, el Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) realizará varias sugerencias a la iniciativa de reforma laboral del Gobierno.

Lo hará ante el Consejo Nacional de Trabajo y Salarios, en la primera reunión de este nuevo ente, en el cual el empresariado espera que se puedan discutir las propuestas que serán canalizadas por el Ministerio del Trabajo a la Asamblea, dijo ayer Roberto Aspiazu, director ejecutivo de la organización.

De manera general, Aspiazu comentó que el tema del paro parcial, anunciado el martes pasado por el ministro Leonardo Berrezueta, a base del cual las empresas podrían reducir al 50% la jornada laboral, no sería el camino más adecuado para reactivarlas. Más bien los empresarios consideran más viable la jornada reducida, en la medida que sea consensuada con los trabajadores.

Consideran que se debe fortalecer el tema del trabajo juvenil y de las pasantías para que sean más atractivas para el empresariado. Pese a que en la propuesta del Gobierno se hace una serie de concesiones con respecto a la actual ley, se sugeriría que el trabajo juvenil no fuera por un año sino que se pueda hacer por proyectos.

Entre tanto, Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, comentó que su gremio también tiene algunas sugerencias, por ejemplo, ampliar el rango de edad para el contrato juvenil, y que las pasantías no sean únicamente para el sector privado sino también para organizaciones sin fines de lucro. También se buscará que se generen nuevas fórmulas de contratación y cambio en el contrato a eventuales, para que no exista recargo del 35 % que ahora se da.

Pero Oswaldo Chica, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que es afín al régimen, sostuvo que su organización ha resuelto dar un respaldo total al presidente Rafael Correa en la reforma.

Sin embargo, dijo que estas deberán tener un límite de tiempo de seis meses.

Sobre el paro parcial, Chica consideró que “es solo una propuesta” y que esta debe ser analizada. También aseguró que en estos días discutirán la posición de algunos sectores sindicales que han planteado realizar protestas en contra del Gobierno por la reforma.

Explicó que ellos no participarán en contramarchas, pero sí buscarán maneras para exteriorizar el apoyo “al proceso revolucionario de nueve años”.

Sobre las otras opciones planteadas, como el trabajo de cuatro días por 10 horas (40 horas semanales) o seis horas (ganando lo proporcional a las horas trabajadas), explicó que se trata de buenas alternativas para proteger el empleo.

Chica informó que ya se ha comunicado al Consejo de Trabajo que Edwin Salazar, presidente de Comité de Trabajadores Auxiliares de Educación, es su delegado. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: