Miércoles de Ceniza con pedido del papa a redescubrir la identidad cristiana

Miles de creyentes se acercaron desde la mañana de este miércoles a las iglesias católicas del país para recibir en sus frentes la señal de la cruz que los sacerdotes les dibujan con cenizan, en el inicio de la cuaresma.

En Guayaquil, las puertas se abrieron a las 07:00 en la mayoría de las iglesias para recibir a los feligreses que luego, tras la misa, uno a uno avanzaban hacia el sacerdote, quien acompaña el ritual con la frase "de polvo eres y en polvo te converirás".

Atrás quedó el festejo del Carnaval. Desde hoy, Miércoles de Ceniza, los fieles inician los 40 días de preparación para la celebración de la Pascua o Resurrección del Señor.

La ceremonia del Miércoles de Ceniza marca el tiempo de meditación y recogimiento espiritual en el que el creyente recuerda así que Cristo murió en la Cruz por el perdón de los pecados del ser humano. El papa Francisco dedicó hoy su homilía a la misericordia e invitó a redescubrir la identidad cristiana y a reconciliarse con Dios.

Oración, caridad y ayuno

Señaló que el remedio para curar al hombre del pecado está en la la oración, la caridad y el ayuno. "El tiempo cuaresmal es un tiempo para alejarse de la falsedad, de la mundanidad y de la indiferencia; es el tiempo para limpiar el corazón y la vida para redescubrir la identidad cristiana", dijo el papa durante la celebración Eucarística, al inicio de la Cuaresma.

Señaló que Cristo sabe que los seres humanos somos frágiles y pecadores, y conoce la debilidad de nuestro corazón, lo ve herido, y sabe la necesidad de perdón y de sentirnos amados para realizar el bien, publicó Radio Vaticano‏.

"Cristo ha vencido el pecado y nos levanta de las miserias si confiamos en Él. Depende de nosotros reconocernos como necesitados de misericordia y este es el primer paso del camino del cristiano", indicó el papa.

Realizó dos invitaciones al creyente. Una de ellas, basada  de San Pablo, "el de dejarse reconciliar con Dios (Cfr. 2 Cor 5,20)... Depende de nosotros reconocernos como necesitados de misericordia y este es el primer paso del camino del cristiano".

La segunda invitación es la del Profeta Joel. "Regresen a mí con todo el corazón (2,12)... No recordamos que junto a esta historia de pecado, Jesús ha inaugurado una historia de salvación", dijo.

Para la elaboración de la ceniza, se queman los ramos bendecidos en el 'Domingo de Ramos' del año anterior, y se lo mezcla con agua bendita. (I)

 

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: