44 árboles de La Atarazana serán reubicados en otros sectores de Guayaquil

El alcalde Jaime Nebot defendió este martes la labor del Municipio de Guayaquil frente a la poda de 44 árboles del parterre central de la avenida Nicasio Safadi, en la ciudadela La Atarazana. Las especies, de una altura promedio de 12 metros, tenían casi medio siglo de sembradas. Quedaron en troncos de alrededor de 3 metros y se prevé su retiro con fines de replante en otro sector.

En un programa radial, Nebot resaltó la vocación verde de su administración y sostuvo que comprendía la inquietud de habitantes de La Atarazana, que han expresado su malestar por la poda y por no haber sido supuestamente consultados.

“Hay momentos en que la técnica obliga, no a matar al árbol, ni mucho menos, pero sí a podarlo de esa manera, para luego ser trasplantado con toda la técnica y el árbol reverdece y sigue viviendo en otro hábitat sin ningún problema. Nadie está loco para matar los árboles”, argumentó Nebot.

El 12 de octubre, el Cabildo empezó la reconstrucción de la avenida Nicasio Safadi, la cual conduce al hospital de niños Roberto Gilbert. Coloca pavimento rígido y por ello mantiene 2 carriles cerrados, se explicó en un comunicado.

Que los árboles del parterre central quedaran en troncos de alrededor de 3 metros de altura, desconcertó a habitantes de La Atarazana, por un asunto ambiental. La poda se efectuó entre el sábado y domingo pasados, según vecinos de la zona.

Susana Pérez, moradora de la ciudadela hace casi 50 años, por ende fundadora de La Atarazana, comentó que las especies estaban frondosas y que por eso ha habido desprendimiento de ramas. Su expectativa fue de que el Municipio apresure la reconstrucción de la avenida para reactivar el ritmo comercial, afectado por el cierre vial.

Aunque prevalecen los samanes, había árboles de mango. Una parte de las 44 especies ya han sido trasladadas, presuntamente a espacios verdes en la intersección de la vía Perimetral y la av. Francisco de Orellana, en el norte de la ciudad.

“A nadie le gusta tocar árboles, pero a veces es indispensable”, señaló Nebot, al remarcar que el traslado es una decisión técnica y que en el transcurso de los años de su gestión han sido trasladados al parque Metropolitano de Guayaquil un sinnúmero de árboles. Señaló que actualmente la media de áreas verdes en la urbe es de 9 metros cuadrados por habitante. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: