Habitantes de Oyacachi temen otro derrumbe

Amparito Rosero
Lunes, 29 de Junio, 2015 - 00h00
29 Jun 2015

Cuando Wilson Quisaguano, quien habita en la parroquia Oyacachi, cantón El Chaco, en Napo, cortaba madera en su taller para elaborar bigshas (cucharas de palo), escuchó un fuerte estruendo. “Parecía que cayó un rayo, salí y vi que de la montaña bajaban árboles y lodo, saqué a mis dos hijas, y con mi mujer empezamos a gritar y silbar para que todos los vecinos salgan”, dijo el hombre que perdió todo por el deslave.

Como Wilson, la tarde del pasado viernes, todos corrieron para resguardarse hacia un llano ubicado al otro lado del río Oyacachi, desde ahí observaron cómo el lodo, las piedras y los palos sepultaban al menos la mitad de la cabecera parroquial, afortunadamente no hubo heridos ni víctimas mortales por el suceso.

Luego del susto por lo sucedido, la preocupación de Wilson, quien el pasado sábado ayudaba a cargar camas, colchones y cocinas a sus vecinos, se hace más grande.

Esto porque asegura que se quedó sin nada y que hasta el poco dinero que tenía quedó sepultado y ahora no tiene con qué alimentar a su familia.

Micael Padion, presidente de la Junta Parroquial de Oyacachi, explicó que 200 de los 650 habitantes han sido evacuados porque al menos 20 viviendas quedaron reducidas a escombros y otras 50 tienen mucho lodo en su interior. “Todos tenemos miedo porque las lluvias que van cayendo por más de 15 días no paran y el deslave sigue cayendo”, señaló.

La mañana del sábado, los habitantes de esta parroquia, conjuntamente con organismos de socorro de las provincias de Napo y Pichincha, rescataron las pocas pertenencias que quedaron bajo los escombros.

Pasado el mediodía del sábado, llovía en el sitio y un fuerte ruido les hizo pensar que otro aluvión venía desde la montaña, esto hizo que tuvieran que huir del lugar nuevamente.

Esperaron más de media hora con temor, pero de la montaña Chusigsacha bajó únicamente agua, por lo que retomaron las tareas de rescate.

La zona más afectada fue la nueva urbanización de Oyacachi, donde los pobladores tuvieron que arriesgar sus vidas para cruzar las vías, que quedaron convertidas en ríos, y recuperar algunas pertenencias.

Además, las vías aledañas a la Unidad Educativa Padre Rafael Ferrer, que también resultó afectada, quedaron bloqueadas por fango y piedras.

Dubal García, alcalde de El Chaco, dijo que la destrucción que causó el aluvión es de gran magnitud porque todo el alcantarillado y el sistema de agua potable colapsaron. La energía eléctrica se ha restablecido en la mitad del pueblo.

“Los cantones Quijos y El Chaco son los que tienen más zonas de riesgo, por lo que con el Cómite de Operaciones de Emergencia provincial ha declarado la emergencia vial en toda la zona”, dijo García.

Al otro lado del río Oyacachi se instalaron carpas, para mantener a salvo a los afectados temporalmente, hasta que se halle un lugar seguro que pueda funcionar como albergue. (I)

Cuando escuchamos el estruendo escapamos corriendo. Todo se quedó ahí, se enterró la ropita, la casa, el carro, todo se acabó”.
Clemencia Pilca
Habitante de Oyacachi.

Todos estamos con miedo, mi casita se encuentra cerquita de donde ocurrió el derrumbe, por eso nos da miedo ir a dormir en esa zona”.
Hernán Aigaje
Habitante de Oyacachi.

Habitantes de Oyacachi temen otro derrumbe
Ecuador
2015-06-29T17:10:46-05:00
En total 20 viviendas quedaron totalmente bajo el lodo, mientras que otras 50 resultaron parcialmente afectadas.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérece a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo