Temas

Robos

Barrios

Delincuencia


Temor por robos frecuentes en Socio Vivienda

Muchas se impusieron su propio toque de queda y no salen de sus casas pasadas las 19:30. Otras van a las tiendas acompañadas de sus parejas o familiares. No quieren andar solas porque temen ser asaltadas. Los hombres se arriesgan y salen solo por alguna necesidad.

Son las rutinas diarias de decenas de moradores del plan habitacional estatal Socio Vivienda 2, que es parte de Socio Vivienda 1, ubicado en el noroeste de Guayaquil.

Ellos describen a estas prácticas como medidas “un poco más efectivas” de seguridad para evitar ser víctimas de la delincuencia. Cuentan que los robos se dan a diario, en casas, en pequeñas tiendas, a transeúntes y comerciantes.

Hay áreas a las que denominan las favelas por su peligrosidad y por el consumo de drogas, pese a las rondas policiales que se dan por el sector.

Las pequeñas tiendas son víctimas frecuentes de la delincuencia en Socio Vivienda 2, según sus residentes.

Fanny, de 53 años, fue una de ellas. Un sábado de noviembre se le metieron por la ventana de la sala y le saquearon todos los productos de su tienda y más de $ 300 en efectivo.

“Llamé a la Policía (después del robo) y cuando vinieron, uno de ellos me dijo que tenía que poner rejas”, expresa la mujer, que perdió $ 1.600 entre efectivo y mercadería.

Pero los robos traspasaron los límites de esta zona y llegaron a Socio Vivienda 1. Ahí, en el área de los condominios, fueron asaltados 8 departamentos en tres semanas en enero pasado.

Los delincuentes escalaron una pared principal y entraron por las ventanas a los departamentos de los pisos altos. Los atracos ocurrieron en la madrugada, entre la 01:00 y 03:00, indican los perjudicados.

“Se llevaron la billetera de mi esposo, mi cartera, $ 60, celulares y documentos”, cuenta Mercedes, una de las víctimas.

Ella, al igual que otras perjudicadas, ahora atraviesa un pedazo de palo de escoba en las ventanas para que los ladrones no las vuelvan a abrir.

Los coordinadores de los departamentos y la directiva civil de Socio Vivienda 1 tuvieron que formar operativos de vigilancia entre ellos para tratar de frenar los robos. Así atraparon a dos antisociales que se metieron en otro departamento.

Miembros de la directiva de la urbanización indican que la Policía tiene equipos dañados. “Uno los llama a los teléfonos y no escuchan. No se activa el botón de auxilio (seguridad)”, dice un residente, mientras que un policía afirma que este sí vale.

En el área hay dos UPC para Socio Vivienda 1. En Socio Vivienda 2 hay una en construcción. Ahí tienen dos unidades móviles de la Policía (una con cámaras) y patrullajes.

8
departamentos fueron asaltados en 3 semanas, en socio vivienda 1.

Se llevaron tres celulares y $ 20 que estaban en la cómoda. El televisor no lo pudieron sacar por la ventana porque pesaba y se les iba a dañar al tirarlo”.
Cruz, víctima de la delincuencia

Necesitamos más elementos policiales y que los equipen con todo lo que necesitan. Ellos no escuchan bien (teléfono) cuando uno los llama . Tienen así ya meses”.
Byron García, de Socio Vivienda 1

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: