Palabra diaria

Mis amigos me bendicen

Bendecido
Mis amigos y mis seres queridos son regalos de Dios. Celebramos juntos cuando todo va bien en nuestras vidas y nos damos apoyo en momentos difíciles de pérdida o desilusión. Mis seres queridos son una bendición. Cada momentos que compartimos es un regalo. Nuestro vínculo es una manifestación del amor y la armonía de Dios. Hacemos surgir lo mejor los unos en los otros.

El Espíritu divino está presente en mis relaciones personales. En momentos de reto y crisis, o en momentos de felicidad y gozo, determino abrir mi corazón a mis amigos para crecer juntos en amor. Con Dios como copartícipe de nuestra amistad somos verdaderamente bendecidos.

Proverbios 18:24
“Hay amigos que no son amigos, hay amigos que son más que hermanos”

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: