Quejas y cambios en primer año de terminal Tababela

Jueves, 20 de Febrero, 2014 - 00h00
20 Feb 2014
Quito -

El aeropuerto Mariscal Sucre en la parroquia Tababela, que reemplazó a la antigua terminal de igual nombre en Quito, cumple hoy un año de actividad.

En este lapso, las complicaciones para llegar o salir de la terminal son una queja de usuarios. Uno de ellos, Pedro López, recordó que viajar a Guayaquil antes le resultaba fácil porque vivía en el norte de Quito. Salía de su casa, viajaba al Puerto Principal para asistir a reuniones y regresaba el mismo día.

Ahora, para cumplir esa agenda, debe viajar un día antes, en la tarde, “pero no muy tarde, por el tráfico” que se complica en el puente sobre el río Chiche, comenta.

Belén Bermeo, empleada, paga $ 8 del bus que ofrece Quiport, la concesionaria de la terminal. Dice que, debido al tráfico hacia Tababela, requiere de seis horas desde que sale de Quito hasta llegar a su otro sitio de trabajo en Guayaquil. Sin embargo, recuerda que un viaje a Tababela que realizó en Navidad le tomó 40 minutos porque no hubo congestión de vehículos.

Fanny Mora, quien tenía una carpintería en Tababela, cuenta que con la apertura de la terminal pudo mejorar sus ingresos. Desde que el aeropuerto inició sus operaciones, en el local de la carpintería instaló una cafetería y panadería adonde acuden empleados y usuarios del aeropuerto.

Recuerda que hace un año había dos o tres tiendas. Ahora hay negocios, restaurantes, oficinas y parqueaderos.

Luz Trujillo, moradora del barrio Guambi, se queja de la falta de previsiones para evitar las afectaciones por el polvo de obras adicionales a la terminal. Lamenta la pérdida de cultivos por esta causa.

“Las pérdidas fueron grandes. El polvo fue fatal, vino un virus (...) chupaba toda la flor y no hacía fruto”, cuenta. Ella y otros moradores esperan una compensación que, dice, les ofrecieron por el supuesto daño.

Elsa Coba, del barrio Guambi, a sus 73 años le llaman la atención el sonido y el vibrar de los vidrios, cada vez que pasan aviones de carga. “Desde hace 20 años escuché que el aeropuerto vendría a esta zona”, refiere mientras junto a su esposo ordeñaba su única vaca.

Quiport señala que no ha realizado algún ofrecimiento y Guambi no está en el cono de aproximación del aeropuerto. Además, afirma que hizo estudios de ruido y de uso de suelo que concluyen que la zona de afectación del primer ítem no incluye a esa comunidad. Agrega que el polvo que aún se genera en la zona proviene de la Ruta Collas, a cargo del Ministerio de Obras Públicas.

Angélica Guerrón, otra moradora, trabaja en el local de su hermana vendiendo jugos, cebichochos, sándwiches, desayunos y otros platos. Ella atiende el negocio desde hace cuatro meses, entre las 07:00 y las 20:00, todos los días. Sus clientes habituales son empleados del aeropuerto, quienes llegan con sus automotores o en taxis. Ellos llenan la calle principal de Tababela entre las 08:30 y 09:00.

5,5
millones de usuarios

reporta Quiport que se movilizaron el 2013 en Tababela, cifra mayor en relación con años pasados.

Parámetros
Según Quiport

Encuestas periódicas
La concesionaria Quiport señala que periódicamente realiza encuestas al pasajero. La última, de diciembre pasado, reveló que el nivel de satisfacción de los usuarios es del 81%, considerado alto para los estándares aeroportuarios.

No reporta queja de baños
Ante una queja, Quiport indica que en ninguno de sus sistemas de recepción de sugerencias ha recibido reclamos por el supuesto requerimiento de más baños en el aeropuerto de Tababela.

Quejas y cambios en primer año de terminal Tababela
Ecuador
2014-02-20T10:15:55-05:00
Molestias para ir al aeropuerto de Quito, el aumento de comercios, además de supuestas afectaciones, expresan usuarios y moradores.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérese a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo