Temas

Enfermedades

Cáncer

Diabetes


Ecuatorianos con raro mal dan aporte sobre cáncer

Unos cien ecuatorianos que padecen el síndrome de Laron, prácticamente inmunes al cáncer y la diabetes, pueden aportar valiosas pistas en la lucha contra ambas enfermedades.

“Tienen una incidencia muy disminuida de cáncer y no he podido documentar casos de diabetes, pero esto no quiere decir que no puedan” presentar estos males más adelante, dice este endocrinólogo de 64 años, quien estudia desde 1980 el caso de los ecuatorianos con síndrome de Laron.

Guevara es uno de los responsables de la investigación publicada el 2011 por la revista Science Translational Medicine de EE.UU. sobre una comunidad con enanismo en Loja y El Oro con una característica adicional: tras dos décadas de observación médica ninguno padecía diabetes y apenas uno había desarrollado un cáncer no letal.

Hay unas 300 personas con este mal en el mundo, dice Guevara, de la U. San Francisco de Quito. Más de un tercio nació y vive en Ecuador.

“El mundo está obeso, pero estos pacientes están obesos y no desarrollan diabetes”, debido a sus reducidos índices de insulina y baja resistencia a esa hormona, indica el médico.

Sin embargo, entre ellos prima la frustración y la rabia. Varios recibieron un tratamiento hormonal que les hizo ganar centímetros y mejorar su condición, pero el medicamento es costoso y la organización sueca que se los suministró gratuitamente suspendió la donación. Y lo que es peor, señala Guevara, los laboratorios prevén restringir su producción.

Los afectados por el síndrome de Laron tienen igual expectativa de vida que sus parientes normales.

Del síndrome
características

Receptor de hormona
Las personas afectadas por el síndrome de Laron sufren una alteración en el receptor de la hormona de crecimiento, lo que explica su corta estatura.

Blindaje natural
A diferencia de otras personas con enanismo, ellos han desarrollado una especie de blindaje natural contra la diabetes y el cáncer, pese a su sobrepeso.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: