Temas

Barack Obama

Atención médica

Seguros


Estadounidenses empiezan a inscribirse en plan de seguro médico de Obama

Los estadounidenses tuvieron el martes su primera oportunidad de contratar seguros médicos mediante los centros establecidos en internet para tal efecto, los cuales constituyen el núcleo de la reforma de salud promulgada por el presidente Barack Obama, pero los sitios Web del gobierno, diseñados a fin de vender las pólizas, tuvieron problemas para dar cauce al intenso tráfico cibernético.

Muchos usuarios reportaron problemas para crear cuentas en esos sitios.

Agencias estatales y federales trabajaron para reparar las páginas electrónicas, que forman parte de la mayor expansión en la cobertura de salud en casi medio siglo. Habría tiempo suficiente para realizar las mejoras. El periodo de contratación abierta dura seis meses.

Funcionarios del gobierno se mostraron complacidos por el gran interés que mostraron los consumidores. Pero en un día en que abundaron las fallas, se negaron a señalar cuántas personas tuvieron éxito al contratar su cobertura.

Los funcionarios dieron respuestas contradictorias sobre si un problema común se había resuelto o estaba en proceso de corregirse.

Para el martes por la tarde, al menos 2,8 millones de personas habían visitado el sitio Web healthcare.gov, dijo Marilyn Tavenner, administradora del programa Medicare, para atención a la salud de los pensionados. La oficina de Tavenner supervisa la implementación de la Ley de Atención Médica Asequible.

La página de internet registró siete veces el número de usuarios simultáneos reportados alguna vez en el sitio medicare.gov.

En Illinois, el estado donde creció Obama, decenas de personas que acudieron a una oficina de salud pública en la localidad de Champaign para contratar cobertura se toparon con mensajes que señalaban en las pantallas, "el sistema no está disponible".

Kimberly Shockley, quien se conectó desde Houston, y Mike Weaver, quien vive en una zona rural del sur de Illinois, enfrentaron la misma falla que muchos otros. No pudieron pasar más allá de las preguntas de seguridad cuando trataron de crear sus cuentas personales en healthcare.gov.

"Estoy frustrada, muy frustrada", dijo Shockley, contadora pública que trabaja por su cuenta. La mujer pasó más de una hora tratando de responder las preguntas de seguridad, sin éxito.

Weaver, fotógrafo independiente, dijo que tuvo también problemas al tratar de desplazarse por el menú de las preguntas. Tampoco pudo crear su cuenta.

Seguro médico para todos

Millones de estadounidenses pueden buscar ahora el seguro médico que les convenga según el plan de salud que promovió Obama para simplificar los misterios de los seguros de salud.

En adelante, se verá si los consumidores están complacidos con el plan, que se aplica después de meses en los que los centros de contratación de seguros han sido elogiados y censurados, según las distintas orientaciones políticas.

La apertura de dichos centros se produjo el mismo día en que se paralizaron los gastos del gobierno debido a la oposición de los legisladores republicanos empeñados en impedir que se aplique el seguro médico de Obama.

La paralización no tendrá efecto inmediato sobre los centros que son la base de la ley porque operan con fondos que no están sujetos a los vaivenes políticos que afectan el presupuesto anual en Washington.

Los centros (llamados "exchanges" en inglés) representan un giro decisivo en la situación del cuidado médico de la nación y la mayor expansión en la cobertura en casi medio siglo.

Siete millones en primer año

El gobierno de Obama espera que siete millones de personas se inscriban en el primer año y se propone que a la larga se incorpore por lo menos la mitad de los casi 50 millones de personas que carecen de seguro médico por medio de la expansión del seguro Medicaid o planes subsidiados por el gobierno. Pero los consumidores podrían verse frustrados por las dificultades iniciales en el proceso de inscripción por computadora y descartar el programa.

"La promesa de la ley es que nadie quebrará abrumado por los gastos médicos", dijo Neera Tanden, presidenta del Centro para el Progreso Estadounidense, que contribuyó a promover la ley. "No ocurrirá en el primer día o el primer año. Pero cuando la ley esté en pleno funcionamiento, proporcionará un beneficio económico a unos 30 millones de estadounidenses".

Tanden advirtió que no se debe juzgar el éxito del programa por lo que suceda el primer día. Numerosos observadores habían pronosticado contratiempos.

Muchos estados creen que la gente pondrá a prueba el sistema de solicitud pero que se inscribirá poco antes del 15 de diciembre, que es el plazo límite para recibir cobertura a partir del 1 de enero. Asimismo tiene hasta fines de marzo para inscribirse a fin de evitar multas.

Uno de los mayores desafíos es la capacidad de los aseguradores para convencer a los jóvenes y las personas saludables a comprar seguro, como contrapeso a los costos de personas más enfermas que probablemente lo adquirirán lo antes posible.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: