Temas

Caso Snowden

Agencia Central de Inteligencia

Edward Snowden


Países europeos no se disculpan con Bolivia por restricción aérea

El pedido unánime de seis jefes de Estado de América del Sur no fue acogido por los países europeos que, según la denuncia de Bolivia, impidieron la circulación aérea a su avión presidencial por sospechar que allí viajaba el extécnico de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, siglas en inglés), Edward Snowden, requerido por Estados Unidos.

Los mandatarios de Ecuador, Venezuela, Argentina, Uruguay, Surinam y de la propia Bolivia “exigieron” a España, Francia, Portugal e Italia disculparse por el “agravio sufrido por el presidente Evo Morales”, cuando el pasado martes intentó trasladarse desde Moscú hasta La Paz, pero experimentó una restricción aérea y tuvo que permanecer catorce horas en Viena hasta volver a Bolivia.

España y Francia evitaron disculparse en sus pronunciamientos, mientras que Italia y Portugal no emitieron declaraciones públicas al respecto.

No obstante, el Parlamento de Portugal convocó para el próximo martes al ministro de Exteriores, Paulo Portas, para que explique por qué negó el permiso para la escala.

La denegación del aterrizaje fue un asunto de “gravedad extrema”, según el Partido Comunista de Portugal, que formuló la petición y considera insuficientes e “insólitas” las explicaciones del Ministerio.

En España, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró que Madrid no le cerró el espacio aéreo al avión presidencial, por lo que “no tiene que pedir ninguna disculpa a Bolivia”.

Y admitió a Televisión Española que su gobierno fue informado sobre la presencia de Snowden dentro de la aeronave, pero no quiso precisar la fuente.

También recordó que España mantuvo vigente el permiso de aterrizaje en las islas Canarias, para que el avión se cargue con combustible, desde el martes hasta el miércoles, cuando Morales retornó a su país. Y llamó a “calmar los ánimos”.

Un mensajes similar extendió el Ministerio francés de Exteriores a través de su portavoz, Philippe Lalliot: “Nuestro mejor deseo es salir lo más pronto posible de este desafortunado asunto y volver a lo que para nosotros es lo esencial, trabajar juntos con esos países”.

Insistió en que su gobierno no dará explicaciones públicas, al ser preguntado sobre las demandas de las seis naciones.. “Si es necesario, se darán directamente a través de las autoridades bolivianas”.

Los referidos jefes de Estado sudamericanos firmaron el jueves una declaración de rechazo al “agravio sufrido por el presidente Evo Morales”. Esto, en una cita de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), pese a que solo acudieron seis de los doce estados miembros.

El malestar persiste en Bolivia. La Cancillería anunció ayer que llamará a los embajadores de Francia, Italia, España y Portugal con sede en La Paz a que expliquen lo ocurrido.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños expresó ayer su solidaridad con el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: