¿Enviar una carta desde Cuba a Estados Unidos? Hay conversaciones para destrabar 50 años de prohibición

Cuba elogió las conversaciones de esta semana con Estados Unidos para discutir la eventual reanudación del correo postal directo entre ambos, interrumpido ya durante medio siglo, pero advirtió de que el embargo comercial de Washington a La Habana es aún un obstáculo para restablecer el servicio.

Representantes de ambos países se reunieron el martes y miércoles en Washington para explorar la posibilidad de reanudar el servicio de correo postal, interrumpido desde 1963.

Cuba y Estados Unidos son enemigos ideológicos desde poco después de la revolución liderada por el ex presidente cubano Fidel Castro en 1959, por lo que las relaciones han estado congeladas.

"La delegación cubana resaltó que no será posible implementar un servicio postal estable, de calidad y seguro (...) hasta tanto no se modifiquen los obstáculos derivados de la política de bloqueo impuesta por el Gobierno de los Estados Unidos a Cuba", dijo el Gobierno cubano en una declaración oficial el miércoles enviada por correo electrónico.

No obstante, las autoridades cubanas calificaron de "provechoso" el intercambio e informaron que ambas delegaciones "acordaron dar continuidad a las conversaciones en los próximos meses".

Pese a la prohibición vigente desde hace 50 años, correspondencia y otros envíos postales han encontrado, a través de terceros, un camino entre los dos países separados por 145 kilómetros del estrecho de Florida.

Al inicio de las charlas esta semana, funcionarios estadounidenses restaron importancia a las conversaciones, advirtiendo que tenían un carácter técnico y que no indicaban un cambio de la política de Estados Unidos hacia Cuba.

Cuba, por su parte, dijo en su declaración que "presentó una valoración sobre la situación actual del servicio postal universal" entre ambos países.

Cuba y Estados Unidos habían conversado por última vez de la reanudación del correo a mediados de septiembre del 2009, lo que se interpretó entonces como una señal de deshielo entre los viejos enemigos. Estados Unidos ha dicho que la medida buscaría "promover el libre flujo de información, desde, hacia y dentro de Cuba".

El presidente estadounidense Barack Obama anunció el miércoles que Cuba y Estados Unidos reanudarán conversaciones sobre migración en julio, en otra señal de distensión entre los antiguos enemigos.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: