Nuevo tornado azota el área de Oklahoma City

Al menos 51 muertes, entre ellas siete niños, deja este lunes un gigantesco tornado de 1,6 kilómetros (una milla) de ancho que arrasó vecindarios enteros y provocó incendios en edificios en el área sur en Oklahoma City, en el estado del mismo nombre, según reporte  de la  Oficina del médico legista estatal.

Empleados en dos hospitales indicaron que están atendiendo a por lo menos 120 personas, incluyendo más de 70 niños. Algunos están en condición crítica.

Además, varios medios de comunicación entre ellos las cadenas NBC y CNN reportaron que los equipos de emergencia están buscando a dos docenas de niños de la escuela elemental Plaza Towers, que quedó seriamente dañada por el tornado.

La emisora local KFOR dijo que había 24 desaparecidos en los escombros de la escuela la cual junto a un instituto, un cine y un hospital, son los edificios más dañados por el tornado.

Las imágenes captadas por la televisión local KFOR muestran la devastación causada por el tornado, con casas y escuelas seriamente dañadas, mientras los equipos de emergencia buscan a los supervivientes y a posibles víctimas y heridos.

La inusual ferocidad de la tormenta —menos de 1% de los tornados alcanzan esta velocidad en sus vientos— destruyó decenas de inmuebles en Moore, al sur de la ciudad. Calle tras calle de la comunidad estaba en ruinas, con montones de escombros acumulados donde antes había viviendas. Había automóviles y camiones abollados en el camino.

El Centro de Predicción de Tormentas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés) ha señalado, en sus primeras estimaciones, que se trató de un tornado de categoría EF-4 en la escala Fujita, el segundo tipo de tornado más poderoso, con vientos de hasta 320 kilómetros por hora.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, habló por teléfono con la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, para expresar su preocupación por lo ocurrido y por todos los afectados, según indicó la Casa Blanca.

Según Obama, la agencia federal de emergencias (FEMA) ya ha puesto a un equipo de asistencia a disposición de las autoridades locales y estatales para apoyarlas sobre el terreno en todo lo que sea posible.

Las imágenes de KFOR muestran kilómetros y kilómetros de zonas residenciales completamente arrasadas, especialmente en los núcleos de población de Newcastle y Moore, ambos al sur de Oklahoma City.

Jayme Shelton, una portavoz de Moore explicó que unos 160 oficiales de la policía y los bomberos están yendo casa por casa buscando a personas que puedan estar atrapadas con vida entre los escombros.

En 1999 otro tornado afectó a Moore, destruyó parte de la localidad y mató a 41 personas.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: