Emelec es un equipo nuevo; a diferencia del Barcelona SC, que ya tiene una estructura

Por: Luigi Pescarolo Ycaza. (luigipescarolo70@yahoo.com)

Barcelona SC tiene una base y una estructura, con un equipo que funcionó bastante bien en la temporada anterior, al cual se le han incorporado piezas de manera puntual. Creo que los fichajes han sido bien pensados. Sin hacer grandes contrataciones han mantenido, insisto, una base de equipo. Pero creo, por ejemplo, que le falta otro delantero por el centro.

Si bien es cierto permanece Jonatan Álvez, pero si analizamos la estructura Barcelona no tiene otro jugador de área. Uno que sea joven y se convierta en una alternativa para lo que pueda presentarle el uruguayo.

Los toreros han mantenido la defensa y aunque perdieron a Andersson Ordóñez hemos visto lo de Xavier Arreaga; se contrató a Félix Torres (de 19 años, llega de Liga de Portoviejo), que es un buen zaguero central, es gente joven. También se reforzó por las bandas con laterales (con Beder Caicedo, procedente del Delfín). Creo que los canarios van a ser nuevamente un equipo competitivo y difícil de vencer.

En otro plano, Barcelona deberá pensar en el objetivo de Copa Libertadores, en avanzar algo más en este 2017. La ilusión de cada jugador de fútbol, de cada entrenador, de cada directivo, de la gente que conforma un club es siempre llegar a una final, ganar un campeonato. Sabemos lo complicado y difícil que es y hay factores que deben juntarse para que esto suceda.

No solo hay que tener un buen equipo, porque definitivamente hay que tener uno bueno para poder llegar, pero hay que conjugar factores estructurales, tener algo de suerte en los momentos claves. Lo que Barcelona nos pueda mostrar en esta Libertadores debemos irlo analizando en el camino y al inicio de la competencia. Por ahora no sabemos su nivel. El Barcelona del 2016 que funcionó bastante bien, encontró una idea de juego, pero no lo medimos internacionalmente. Este equipo, si bien es cierto ha mantenido la estructura, debemos saber dónde está, en qué niveles está.

Creo que los partidos de preparación nos pueden ir dando algo de luces sobre todo porque no es un equipo nuevo; ya se conoce y tiene un recorrido.

No es que en esta pretemporada vamos a ver qué nos puede mostrar Barcelona. Nosotros ya tenemos una idea futbolística de qué nos puede presentar y lo que tenemos que ver es cuándo puede consolidar a los jugadores dentro de esta estructura.

En cuanto a Emelec (las ocho contrataciones, algo inusual en la tendencia de fichajes azules en los últimos años. Habitualmente adquieren dos, tres o máximo cuatro futbolistas) esto tenía que llegar en cualquier momento. Después de obtener el tricampeonato Emelec, el año anterior lastimosamente, no ganó nada. Tuvo al alcance la primera etapa del torneo 2016 y la perdió; en la Copa Sudamericana le fue mal, al igual que en la Libertadores. También perdió la segunda etapa del campeonato. No ganó nada el año pasado.

Es verdad que los eléctricos pelearon siempre en el 2016, pero prácticamente es una obligación de clubes como Barcelona, Emelec y Liga de Quito, siempre pelear campeonatos, disputar permanentemente algo arriba. De no hacerlo, de no pelear, sí se haría necesaria una evaluación de qué cosas no se hicieron bien.

Emelec ha perdido jugadores claves, muy importantes. Creo que el equipo necesitaba un refresco. Por la salida de Gabriel Achilier –que aunque no tuvo una gran campaña es futbolista de nivel de Selección y creo que en México le va ir muy bien– incorporó a Christian Ramos. El peruano es un futbolista joven, aunque ya tanto, pero es rápido. Hay que ver cómo se adapta al balompié nuestro, pero el problema que tiene Ramos es ante gente de mucha capacidad física, que es lo que más tenemos en Ecuador. Así que hay que ver cómo él adapta sus condiciones y características.

En cuanto al uruguayo Sebastián Piriz, se trata de un volante de estructura. El año pasado Fernando Gaibor, Pedro Quiñónez y Osbaldo Lastra tuvieron muchas lesiones y fueron muy intermitentes en su juego. En ataque lo del argentino Bruno Vides, aunque en Quito le fue muy bien con Universidad Católica, yo abro un compás de espera de lo que nos puede presentar en el llano, en Guayaquil. Si analizamos lo que Vides hizo en su equipo inmediato anterior (Sarmiento de Junín, de primera división) en Argentina él no jugó nunca. No fue titular un solo partido todo el año.

Con Vides nos quedamos solo con lo que hizo acá, en una circunstancia diferente y en un club con características distintas. Emelec es un equipo mucho más grande y del llano, donde hay que tener otros factores.

Las incorporaciones de futbolistas jóvenes las marco como estupendas. Joao Rojas, Ayrton Preciado, Romario Caicedo, creo que le pueden dar frescura y ambición, algo diferente a este Emelec. Ahora, debe encontrar una estructura como equipo porque se le fue primero Miler Bolaños y nunca le encontraron reemplazo. Ahora se les fue Ángel Mena y hallar sustitutos de esa calidad es muy complicado. Los futbolistas que llegaron tienen otras condiciones y otras características y hay que encontrar un funcionamiento; eso dependerá netamente del entrenador (Alfredo Arias).

Emelec sí es un equipo nuevo, a diferencia de Barcelona, que ya tiene una estructura. Los azules necesitan armar una estructura y conseguir un funcionamiento para sacar provecho de estos buenos jugadores. (O)

Las incorporaciones de futbolistas jóvenes las marco como estupendas. Joao Rojas, Ayrton Preciado, Romario Caicedo, creo que le pueden dar frescura y ambición a este Emelec.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: