Argentina sufrió una eliminación de eliminatorias en 1969

Para “una de las jornadas más tristes de la historia del fútbol argentino”, como la calificó el diario Clarín, “solo cabe una palabra: desastre”, remató la revista El Gráfico al referirse a la última ausencia de la Albiceleste de una Copa del Mundo. La tragedia deportiva ocurrió en Buenos Aires, en el estadio La Bombonera, el 31 de agosto de 1969, en la única ocasión que el gigante del balompié universal fracasó en una eliminatoria.

A los gauchos Perú les frustró el viaje a México 1970 –con la más fabulosa generación producida por su fútbol– con un 2-2 y bajo la conducción, como entrenador, de uno de los más formidables futbolistas brasileños de todas las épocas: Didí.

Como en la actualidad, Argentina soportaba un caos en la AFA –administraciones con manejos poco claros. La dictadura de Juan Carlos Onganía intervino a la entidad desde 1966 y en 1969 puso a cuatro interventores–. También, como ahora, hubo cambio de técnicos. Una semana después de su retiro, a los 35 años, se nombró al inexperto Humberto Maschio. Tras malos resultados en amistosos, el exitoso exjugador fue despedido. Entre la improvisación se nombró, apenas un mes antes del inicio de la eliminatoria, a Adolfo Pedernera, símbolo del fútbol argentino.

“No parecía particularmente difícil el escenario: Argentina cayó –con suerte– en el Grupo 1. Sus rivales eran Bolivia, que nunca había accedido a un Mundial a través de las eliminatorias (lo logró por única vez para la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994), y Perú, que solo había participado de la primera edición (Uruguay 1930)”, recordó Clarín en el 2015.

Pero fue un desastre desde el inicio para Argentina, con dos derrotas seguidas de visita (3-1 en La Paz y 1-0 en Lima). Y aunque luego venció a Bolivia en casa, llegó con angustia al último duelo de la llave, ante Perú. Los albicelestes debían ganar para forzar así un triple empate (a 4 unidades en el liderato).

Pero el puntero izquierdo Oswaldo Cachito Ramírez, con un doblete (64 y 84 minutos), dispuso otra cosa. Dos veces se pusieron en ventaja los rojiblancos y de nada sirvieron los tantos de José Rafael Albrecht (82m) y Alberto Rendo (90m).

Didí alineó en ese memorable juego para Perú a Luis Rubiños; Eloy Campos, Orlando De la Torre (luego, en 1974, jugó en el Barcelona Sporting Club), Héctor Chumpitaz, Rafael Risco; Luis Cruzado, Roberto Challe; Julio Baylón (José Fernández), Pedro Perico León (campeón con los toreros en 1971), Teófilo Cubillas, Ramírez.

De su anotación Rendo (quien casi una década después fue DT del Deportivo Quito), le confesó a Página 12, en el 2004: “Fue el gol más triste de mi vida. Agarré la pelota rápido para sacar y hacer el tercero que no llegó. Nunca vi tanta amargura en un vestuario. Varios compañeros lloraban y Pedernera fumaba en un rincón sin pronunciar palabra”.

En 1969 El Gráfico sentenció: ‘Concluyó la agonía. Perú puso el epitafio’. (D)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: