Temas

Liga de Campeones

Manchester City

Fútbol Internacional


Error de Claudio Bravo pasa factura a Guardiola

Con uno de los delanteros más letales del mundo encimándosele, el portero Claudio Bravo tenía que tomar una decisión instantánea tras recibir el balón cinco metros afuera del área.

¿Despejar largo y retroceder lo más rápido a su área? ¿O mantener la posesión e iniciar un ataque para su equipo?

La mayoría de los arqueros en esa situación elegirían la primera opción, la más segura. Pero ese no fue el caso del portero chileno de Manchester City. En cambio, intentó burlar con un sombrero a Luis Suárez para hacer llegar la pelota a Fernandinho, pero pifió la jugada.

El pase mal ejecutado fue directo al ariete uruguayo del FC Barcelona, cuyo remate con destino de gol fue tapado por el brazo estirado de Bravo afuera del área. El guardameta recibió una roja directa, y casi de inmediato desapareció cualquier posibilidad del City de remontar la desventaja de 1-0 que tenía en ese momento ante su rival español en el Camp Nou.

El City perdió 4-0 frente al Barcelona ayer en ese encuentro por la Liga de Campeones, un resultado que tiene mucho que ver con el error del capitán de la selección chilena a los 53 minutos. Y quizás tenga tanto que ver con su técnico Pep Guardiola.

Uno de los pilares de la filosofía futbolística de Guardiola es que el arquero tiene que salir jugando con la pelota a los pies, a cualquier costo. Por eso, después de meses en el cargo, el entrenador cambió a Joe Hart y fichó a Bravo, el exguardameta del Barcelona.

“No cambiaremos nada, todo seguirá igual”, afirmó Guardiola después del partido. “Lo lamento, hasta mi último día como entrenador, trataré salir jugando con el portero”.

Guardiola sabe que es una estrategia arriesgada, y lo admite públicamente, pero cree que el valor de retener la posesión supera los riesgos de cometer un error.

“La mayoría de las veces, cuando jugamos bien, todo se originó allí”, indicó.

Cuando dirigía al Barsa y Bayern Munich, Guardiola contaba con zagueros y porteros con la técnica adecuada para ejecutar semejante estilo de juego. Pero en el City, su plantel no tiene el mismo pie, y quizás exija demasiado de los zagueros Nicolás Otamendi, Gael Glichy y Pablo Zabaleta para mantener la posesión en situaciones al límite.

Bravo es uno de los porteros que mejor juega con los pies en el mundo, pero el resto de la última línea no se siente tan cómoda jugando de esa manera.

“Muy valiente, pero muy estúpido”, resumió el exmediocampista de Manchester United, Roy Keane, al analizar el partido para la televisión británica.

El chileno ha tenido sus altibajos desde que llegó al City esta temporada. En su debut ante United en Old Trafford, dejó caer un balón alto y permitió que Zlatan Ibrahimovic descontara en el partido que el City ganó 2-1.

En ese mismo encuentro, fue afortunado al no recibir una tarjeta roja por una fuerte entrada sobre Wayne Rooney tras perder un balón en el área.

“Es un deporte de errores y de tomar las decisiones correctas”, dijo Bravo. “Es desafortunado que yo haya sido el que cambió el curso del partido, pero es así”. (D)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: