Así que están bravos, bravísimos, un puñete de hombres blancos. Y tienen razón. Las cosas no les van bien, ni aquí en Alemania (donde también marchan “unidos” para sentirse más fuertes) ni en ese país de cuyo nombre no quiero acordarme. Y es que, de verdad, las cosas les...
¿Han visto cómo a Pinocho le creció la nariz por mentiroso? Pues a los columnistas, con el tiempo, lo que nos empieza a crecer es el dedo índice. De tanto andar señalando, opinando, sermoneando, uno termina por subirse al púlpito de la arrogancia moral. Allí encaramados, “revelando” lo...
Había un cementerio de animales en la autopista y sin embargo todo olía a flores. A flores artificiales: a detergente, desinfectante, perfume, champú, desodorante, jabón antibacterial. Había mapaches y zarigüeyas y venados muertos al filo de la interestatal, serpientes prendidas al asfalto como cintas de...
A estas alturas sobraría un prólogo para describir el daño que el exceso de automóviles está causando a nuestras vidas. Y a nuestros pulmones. Más tiempo atorados en tráfico que con nuestros abuelitos, en ciudades donde cada bocanada de aire es vida y muerte, tan contaminadas que los pulmones de sus...
En su cama, antes de dormir, mi hija me preguntó a quién se le ocurría escribir finales tristes a las historias. ¿Para qué?, recalcó, con los ojos al borde de las lágrimas, si pueden inventarse lo que quieran, para qué inventarse cosas horribles... Le di un beso de buenas noches y le promet...
Sí, soy esa a la que los vecinos empezaron a llamar “la señora de las bananas”. La que caminaba semana a semana, del tranvía a la casa, con pilas de cajas de plátanos vacías, sin mirar dónde pisaba, el hazmerreír del barrio. Llené mi departamento de cartones recogidos de los...
Si más bien deberíamos echarles flores y confeti, aplaudirles, justificarles la ineficiencia, comprender que su misión es grandota y sus errores chiquitos. Ser más comprensivos y tolerantes, más “patriotas”. Si son triviales los escándalos de corrupción que nadie investiga. Gastos m...
Me hubieran visto trapeando esta tarde mientras afuera llovía. Con las medias mojadas para no dejar marcas de pantuflas en el piso. Ahorrando electricidad gracias al pop porque ni siquiera tuve que encender la radio y la canción de ayer seguía sonando en mi cabeza. Me hubieran visto trapeando mi departamento luego de haber...

Páginas