Un nuevo estudio definirá fin que tendrá ‘licuadora’

Miércoles, 1 de Mayo, 2013 - 00h00
1 Mayo 2013

Inmobiliar, Secretaría de Gestión Inmobiliaria del Sector Público, y el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda decidirán el método más adecuado para demoler el edificio donde, hasta febrero del 2010, funcionó el Ministerio de Agricultura en Guayaquil, luego de que concluya la consultoría que efectúa desde diciembre del año pasado la compañía española Gecsa Ingeniería y Obras S.A.

El costo de este segundo estudio que se contrata para determinar el mecanismo más idóneo de demolición es de $ 50.860,16, según consta en el sitio web de Inmobiliar.

El primer análisis lo efectuó la consultora local Vera y Asociados y fue presentado al presidente Rafael Correa el 14 de junio del 2011. Allí se sugirió la implosión, proceso en que se usan explosivos, pero la onda expansiva se mueve hacia dentro del inmueble, para derribar el edificio. Según la consultora la inversión en este procedimiento bordearía los 2,7 millones de dólares y para ello se debía contratar a una compañía extranjera especializada, puesto que en el país no hay antecedentes de la aplicación de dicho método.

Un primer y segundo borrador, presentados en enero y febrero de este año por la compañía Gecsa Ingeniería y Obras, proponen dos tipos de demolición: con técnicas mecánicas y manuales, y la implosión.

Ayer, el ministro de Agricultura, Javier Ponce, dijo que no se puede precisar en qué fecha se definiría el mecanismo que sería analizado, pero que se están haciendo los estudios necesarios que determinen el menor impacto ambiental.

No obstante, en el portal web de Inmobiliar, http://www.inmobiliar.gob.ec, se señala que actualmente la consultoría se encuentra en su última etapa y que se socializa el proyecto y aplican técnicas de sondeo con la población del sector en donde se encuentra ubicado el edificio.

Esto, según consta en la web, para determinar el nivel de aceptación del proyecto y definir las estrategias adecuadas para establecer los mecanismos de participación ciudadana.

Desde que en el 2010 el inmueble, conocido como la licuadora por su forma, fue desalojado por los funcionarios de la cartera de Agricultura, el edificio se convirtió en un botadero de basura, guarida de indigentes y, según los guardias privados, de antisociales que luego de cometer sus fechorías se escondían allí.

Para paliar esta situación, que generó malestar entre los moradores y propietarios de negocios del cuadrante de las avs. Quito, Machala y las calles Alejo Lascano y Padre Solano, el ministro de Agricultura señaló que se ha dispuesto la presencia de guardias permanentes.

Ayer en la mañana cinco uniformados de la compañía de Seguridad privada Vite Seg resguardaban el edificio.

En tanto, los espacios descubiertos por los que se accedía libremente al inmueble han sido tapados con tablas.

El presidente Correa anunció la demolición del edificio en el 2010. La decisión se basó en un estudio de la consultora Julián Peña S.A. (Jupesa) y otro de Inmobiliar, que determinaron que la estructura tenía corrosión y fisuras en el hormigón de las columnas.

Un nuevo estudio definirá fin que tendrá ‘licuadora’
Gran Guayaquil
2013-04-30T13:48:50-05:00
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérece a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo  
 

Más noticias