Lunes 15 de abril del 2013 | 19:01 Internacional

Protestas de opositores dispersadas por militares en Venezuela

AP-AFP | CARACAS

CARACAS.- Miembros de la Guardia Nacional detienen la manifestación de simpatizantes del candidato opositor a la Presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, denunciando fraude electoral.

CARACAS.- Miembros de la Guardia Nacional detienen la manifestación de simpatizantes del candidato opositor a la Presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, denunciando fraude electoral.

Guardias nacionales dispersaron con gas lacrimógeno y balas de goma a cientos de estudiantes que protestaron el lunes en varias vías del este de la ciudad por los resultados de las elecciones presidenciales de la víspera, en las que fue declarado ganador el oficialista Nicolás Maduro.

Los estudiantes, apostados en una de las principales autopistas del este de Caracas, lanzaron piedras y pedazos de concreto hacia cientos de guardias nacionales, con equipos antimotines, que trataban de restablecer el paso en la vía donde permanecían estacionados varios vehículos que no pudieron avanzar debido a la protesta.

Al grito de "fraude, fraude", los manifestantes intentaron retomar su protesta en la autopista pero fueron contenidos por los militares con gases lacrimógenos y balas de goma, según imágenes captadas por APTN.

Los jóvenes, algunos con el rostro cubierto con franelas para protegerse de los gases lacrimógenos, se replegaron hacia una de las avenidas de la urbanización Altamira, en el este de la ciudad, donde formaron una barricada con restos de basura en medio de la vía que luego incendiaron.

Los universitarios buscaban llegar hacia el oeste de la capital venezolana, donde se localiza la mayoría de los edificios de los Ministerios de gobierno y el Consejo Nacional Electoral, donde Maduro era proclamado como ganador de los comicios.

En su discurso tras ser proclamado, Maduro responsabilizó al alcalde del municipio capitalino de Chacao, Emilio Graterón, en caso intentaran salir de su zona a hacer protestas.

Ciudadanos en toda la capital también realizaban "cacerolazos" justo en el momento en que se realizaba el acto de proclamación.

"Nuestro pueblo expresando la rabia que hay una vez que hemos visto todas las acciones por parte de quienes tienen el poder (...) nuestra lucha tiene que ser firme pero pacífica", expresó no obstante Capriles, al convocar a rueda de prensa debido a los incidentes.

Mientras le prendía fuego a cúmulos de bolsas de basura, neumáticos y otros objetos en una concurrida avenida de Chacao, Rosiris Fernández, una estudiante de turismo de 25 años, argumentaba a la AFP: "No nos dejaron otra opción que la guarimba", dijo al referirse a las protestas, como así se les llama en Venezuela, muy frecuentes a principios de los años 2000 contra el gobierno de Chávez.

"Esto es una manera de sacar la rabia que tenemos porque nos robaron la elección, es la única manera de defender nuestros votos. Vamos a seguir en la calle, en resistencia", aseguró la joven, envuelta en una bandera venezolana.

Algunos golpeaban con palos y cucharas los postes de luz, otros sonaban pitos para hacer oír su desacuerdo con la proclamación de Maduro y los resultados divulgados por el CNE.

"Aquí hubo fraude, nosotros no sabemos dónde está la trampa, pero está. Aquí hay un pueblo en la calle. Esa mitad que no es pueblo para ellos. No me importa morirme por la democracia", afirmó Miriam Palacio, de 62 años, mientras sonaba cucharones en media calle de la concurrida avenida Francisco de Miranda.

Los establecimientos comerciales permanecían cerrados en varias calles del este de Caracas, mientras que la policía de Chacao vigilaba varios puntos sin intervenir.

"Es un irrespeto proclamar a Maduro sin que se hayan recontado todos los votos de las elecciones como pidió el candidato Capriles, esto es un irrespeto", dijo Ana Molina, técnica dental, de 45 años.

"Se ve, se siente, Capriles presidente", "Queremos a Venezuela", coreaba un grupo que portaba el estandarte venezolano y afiches con el rostro de Capriles.

Enlace corto: