Miércoles 10 de abril del 2013 | 21:17 Seguridad

Fueron sepultados los 5 menores muertos por incendio en La Floresta II

Melanie, María Clara, Dylan, Geovanna y Dérek fueron enterrados en el bloque 109 del camposanto Parque de la Paz, en la parroquia Pascuales, al norte de la urbe.

Melanie, María Clara, Dylan, Geovanna y Dérek fueron enterrados en el bloque 109 del camposanto Parque de la Paz, en la parroquia Pascuales, al norte de la urbe.

Familiares, amigos y vecinos dieron este miércoles el último adiós a los cinco menores fallecidos por el incendio de su casa en la ciudadela Floresta II,  cuyo sepelio se realizó en el camposanto Parque de la Paz.

A las 13:00, llegó al sitio del velatorio Arturo Cevallos Salinas, padre de Geovanna y Dérek, los dos hermanos menores, quien reside en Chile. Acompañado de sus hijos de otro compromiso, el progenitor se quebró en llanto frente al féretro de los pequeños.

El llanto de Cevallos y de su madre, Margarita Salinas, se mezcló con el de Roberto Rodríguez, padre de Melanie, María Clara y Dylan, los tres hermanos mayores fallecidos.

El cortejo fúnebre partió desde la Floresta II y avanzó por la avenida Roberto Serrano hasta la avenida 25 de Julio. Eran alrededor de 30 vehículos, entre estos cinco buses, los que acompañaron los féretros.

La caminata terminó a la altura del Registro Civil, donde los ataúdes fueron embarcados en vehículos que a lenta velocidad subieron el paso a desnivel que va a la vía Perimetral.



El recorrido terminó en Parque de la Paz, parroquia Pascuales, en el norte de la urbe, adonde llegaron a las 16:10.

Ahí, los cinco féretros fueron cargados en hombros por los familiares e ingresados al camposanto en medio de una multitud que copó los alrededores del bloque 109. Cinco bóvedas en la segunda fila fueron acondicionadas para recibir los ataúdes. Uno a uno fueron sepultados los cuerpos de los pequeños y las lágrimas se incrementaban entre la gente.

Cuando ingresaban el ataúd de María Clara se corrió el rumor de que Karen Judith Flores Mondragón, su madre, había muerto, lo que desesperó a los presentes. Al final la noticia fue desmentida, pero el dolor por la tragedia seguía latente.

Ayer, mediante un boletín de prensa, el hospital Luis Vernaza informó que Karen sigue con “pronóstico reservado”; además, indicó que permanece con soporte ventilatorio mecánico.

Enlace corto: