Sábado 30 de marzo del 2013 País

Viacrucis con personajes de varios países

Amparito Rosero | Ibarra

CARANQUI, Imbabura. El viacrucis de esta parroquia tuvo todos los componentes que cita la Biblia.

CARANQUI, Imbabura. El viacrucis de esta parroquia tuvo todos los componentes que cita la Biblia.

A la representación de la pasión y muerte de Jesús en la parroquia Caranqui, de la capital de Imbabura, llegaron fieles no solo de esta provincia sino también de otros rincones del país.

Jaime Rogelio representó a Jesucristo. Durante los últimos tres años ha viajado desde Loja para recibir los latigazos, recorrer por las principales calles de Caranqui cargando una cruz de madera, hasta llegar a la parte más alta de un monte conocido como Gólgota, como el de la Biblia, para ser crucificado.

Más de 50 personas vestidas de soldados romanos, mujeres que acompañaban a María, apóstoles y de los verdugos de Jesús, viajaron desde Perú, Panamá y de diferentes rincones de la Costa y Oriente del Ecuador para actuar de la manera más real en la procesión que duró cerca de cuatro horas.

Ellos viajan a Ecuador porque son parte de la comunidad Madre Virgen de la Cascada, que tiene un claustro en esta parroquia de Ibarra.

Los miles de creyentes, sorprendidos al ver que los golpes que recibía el personaje que representaba a Jesús eran verdaderos, hasta derramaban lágrimas. Era como si sintieran en carne propia el sufrimiento del redentor de los cristianos.

Francisco Cifuentes, quien personificó ayer a uno de los sacerdotes, dijo que 13 de sus 49 años cumplió el papel de Jesús y que el momento más duro es cuando su cuerpo, luego de ser adherido a la cruz, es elevado y María llora a sus pies.

“Los golpes con cuerdas son verdaderos, es por eso que aún en el hombro derecho y espalda tengo algunas cicatrices. El papel de Jesús es el más duro y gratificante”, recalcó Cifuentes, oriundo de Caranqui. El recorrido se inició a las 10:00 y finalizó a las 14:00, en el cerro Gólgota.

Enlace corto: