Domingo 17 de marzo del 2013 Internacional

Rescate a Chipre genera ‘corralito’ en la Eurozona

AGENCIAS | BRUSELAS

NICOSIA. Varias personas se apresuraron a sacar su dinero preocupadas por las medidas tomadas por el Eurogrupo.

NICOSIA. Varias personas se apresuraron a sacar su dinero preocupadas por las medidas tomadas por el Eurogrupo.

Tras nueve meses de espera y cerca de diez horas de negociaciones, el Eurogrupo acordó la noche del pasado viernes un rescate a Chipre que asciende a $ 13.500 millones, pero a costa de imponer una tasa a los ahorradores, que para muchos empuja a las autoridades a decretar un ‘corralito’ parcial.

Así, Chipre se convirtió en el quinto país de la Eurozona bajo asistencia financiera, después de los rescates concedidos a Grecia, Irlanda y Portugal, y el paquete de ayuda al sector financiero de España.

El acuerdo alcanzado, menor a lo previsto ($ 27.000 millones), incluye un impuesto a los depósitos chipriotas. Todas las cuentas de la pequeña isla del Mediterráneo —tanto de residentes como de no residentes— quedan sujetas a una tasa, que se pagará solo una vez, del 9,99% para los que superen los $ 135.000 y del 6,75% para los que no lleguen a ese monto, así como un aumento del impuesto de sociedades hasta el 12,5%.

El Eurogrupo explica que el impuesto tan elevado se ha tenido que aplicar dado el gran tamaño del sector bancario de Chipre.

Además, el paquete prevé “medidas excepcionales” para hacer frente a la frágil situación del sector bancario, pero sin poner en riesgo la sostenibilidad de la deuda del país, dijo el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

Dado el tamaño de la banca chipriota respecto de su PIB, habrá una “reducción apropiada” del mismo hasta alcanzar la media de la UE de cara al 2018, indicó. También hay un acuerdo sobre las filiales griegas de los bancos griegos, para proteger la estabilidad de las entidades de ambos países.

En Chipre, ayer la indignación reemplazaba la incredulidad inicial por la decisión del Eurogrupo. Las cooperativas de crédito, que normalmente están abiertas los sábados, estaban cerradas en la ciudad costera de Larnaca y los depositantes comenzaron a hacer fila desde temprano para retirar su dinero.

“Estoy extremadamente furioso. Trabajé años para tener mi dinero y ahora lo estoy perdiendo por decisión de los holandeses y los alemanes”, expresó el británico-chipriota Andy Georgiou, de 54 años, quien había regresado a Chipre a mediados del 2012 con sus ahorros.

Enlace corto: