Martes 12 de marzo del 2013 Seguridad

Presos tras balacera niegan ser los autores

“Yo no estuve en ningún cruce de balas porque recién llegaba a mi casa. Esas armas que encontraron no valen y ni siquiera sé de quién son”, así se defendió Freddy Vallejo Moreira, aspirante a Policía, quien quedó con prisión preventiva luego de haber sido detenido dentro de la casa de su padre, el policía Carlos Vallejo, en la que hallaron armas de fuego y municiones.

Además de Vallejo, de 19 años, también quedó con prisión preventiva Leonardo Guilberh Quiñónez. Ambos fueron implicados en el delito de tenencia ilegal de armas de fuego; y además, intento de asesinato.

La Fiscal Mónica Rivera, quien solicitó la prisión para ambos, indicó que en la audiencia de formulación de cargos los procesados negaron los cargos y coincidieron en señalar que no se les encontró las armas.

La tarde del pasado sábado, minutos antes de que la Policía detuviera a Vallejo y Guilberth, en la 22 y la Ñ, en el suburbio, se registró un cruce de balas entre Carlos Javier Nazareno Lerna, (a) Negro Míster y César Augusto Batallas Montecé, (a) Negro Batallas, presuntos líderes de dos bandas delincuenciales que operan en el suburbio.

Durante el enfrentamiento, Carolina Herrera Campuzano resultó herida tras recibir un balazo en la pierna izquierda y fue llevada al Luis Vernaza.

Enlace corto: