Domingo 10 de marzo del 2013 Internacional

Gobierno de Maduro, en dura disputa por conservar el poder

AGENCIAS | CARACAS

CARACAS. El presidente interino venezolano, Nicolás Maduro, durante la ceremonia en la que juramentó como la persona que gobernará el país hasta las próximas elecciones.

CARACAS. El presidente interino venezolano, Nicolás Maduro, durante la ceremonia en la que juramentó como la persona que gobernará el país hasta las próximas elecciones.

Venezuela quedó inmersa en la carrera por suceder al presidente Hugo Chávez a solo horas de haberlo despedido en un masivo y emotivo funeral, dando una vertiginosa vuelta de hoja para el chavismo en el polarizado país petrolero.

Después de colocarse la banda presidencial jurando lealtad eterna al fallecido comandante socialista, el presidente interino Nicolás Maduro pidió la noche del pasado viernes a la autoridad electoral que convoque de inmediato a elecciones para elegir al hombre que gobernará por los próximos seis años.

Heredero político designado por Chávez antes de morir, Maduro será el candidato oficialista que buscará continuar la revolución socialista que lleva catorce años en el poder, e intentará inaugurar la era pos-Chávez a caballo de la masiva demostración de apoyo que generó la muerte del mandatario.

Pero suplir el vacío que deja el hombre que por casi tres lustros hegemonizó la política del país caribeño no es fácil para el equipo que ahora gobierna el país y que se sostiene en la imagen del fallecido mandatario.

Por ello, mantener viva la imagen de Chávez ha sido constante, sobre todo tras el que sería el último viaje del mandatario enfermo de cáncer hacia La Habana para someterse a una cuarta cirugía, el pasado 10 de diciembre.

En las voces de Maduro, el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas o del yerno de Chávez, el ministro de Ciencia Tecnología, Jorge Arreaza, designado ahora vicepresidente del país, más de una decena de comunicados o mensajes se sucedieron para informar sobre los avances y la recuperación del líder enfermo.

Los comunicados desataron más incertidumbre y polémica con las fotos en las que aparece Chávez con sus hijas, en febrero pasado. Así como decretos firmados por el presidente enfermo, las conversaciones de horas que tuvo con su equipo de trabajo o las instrucciones que daba mientras hacía ejercicio, de los cuales no se difundió ninguna fotografía.

Fotos trucadas, falsos mensajes de Twitter, diálogos inexistentes... Así se ocultaron los últimos días de Chávez, publicó el diario español ABC.

El de Maduro es un gobierno que se sostiene en la imagen del carismático presidente fallecido. “Chávez somos todos”, “Chávez no ha muerto”, “Chávez vive por siempre” son parte de la larga lista de frases con las que el equipo de gobierno liderado por Maduro arenga a los millones de chavistas.

Al estilo de Chávez, el pasado jueves, desde un camión, Maduro se dirigió a la multitud que pugnaba por ingresar hasta la capilla ardiente instalada en la Academia Militar, para ver y despedirse del líder socialista.

Desde la oposición han sido cuestionados los medios utilizados por el oficialismo por conservar el poder. Hechos como la postergación de la juramentación de Chávez; estaba prevista para el 10 de enero, que fue solicitada por Maduro a través de una carta al Parlamento, de mayoría chavista, que fue aprobada y luego avalada por el Tribunal Supremo de Justicia, también afín al chavismo.

Así, los poderes del Estado contribuyeron a ese objetivo. Y las encuestas le pronostican a Maduro una cómoda victoria sustentada en las políticas sociales de Chávez que han beneficiado a millones de personas y han sido la base de la popularidad del líder desaparecido.

Seguro del triunfo, Maduro anunció ayer que tras ganar las elecciones viajará a China.

“Juro a nombre de la lealtad más absoluta al comandante Chávez que cumpliremos, que haremos cumplir esta Constitución... con la mano dura”, dijo Maduro respecto de la Carta Magna, la cual, según los opositores, establece que él no puede ser candidato presidencial y que su presidencia interina le corresponde al titular del Parlamento, Diosdado Cabello, y no a Maduro.

Mientras, la oposición debate la próxima estrategia. Por lo pronto, eligió a su líder Henrique Capriles como el candidato para enfrentar al chavismo.

Escenarios
Cacerolazo contra la posesión de Maduro

Un fuerte cacerolazo se escuchó la noche del pasado viernes desde ventanas y balcones, en particular en zonas residenciales del este de Caracas, contra la asunción de Nicolás Maduro como “presidente encargado” de Venezuela, en el día del funeral de Estado de Hugo Chávez.

Evo también cree que Chávez fue envenenado
El presidente boliviano, Evo Morales, dijo estar “casi convencido” de que Chávez murió a causa de un envenenamiento del cual responsabilizó al ‘imperialismo’. Maduro también indicó que el cáncer de Chávez pudo haber sido inducido.

Líder iraní destaca los vínculos con Venezuela
La muerte del presidente venezolano Hugo Chávez no debilitará las relaciones entre Irán y los países de América Latina, dijo en Teherán, a su regreso de Caracas, el líder iraní, Mahmud Ahmadineyad, quien asistió a las exequias por Chávez.

Filas para ver a Chávez, pero con más calma

Largas filas continuaron ayer en las inmediaciones de la Academia Militar de Caracas, donde se encuentra el féretro del presidente Hugo Chávez, en un ambiente más calmado y de menor ansiedad que en días pasados.

Enlace corto: