Jueves 21 de febrero del 2013 Viva Alborada

Sufrir de insomnio altera la conducta

El no poder conciliar el sueño está vinculado a dos tipos de insomnio que afectan la conducta de la persona.

“El primero es el orgánico, que es cuando existe algún tipo de lesión neurológica que produce la falta de sueño, y el otro es el fisiológico, que se produce por patologías que pueden afectar (el sueño) como depresión, estrés, preocupación”, explica el neurólogo Luis Eduardo Yépez Guerra.

Este galeno, especializado en epilepsia y que tiene su consultorio en el OmniHospital, destaca que para poder combatir el insomnio es necesario revisar el caso del paciente para poder llegar al origen de la afectación.

“Uno no debe dar medicación de entrada sin estudiar el caso del paciente, porque por lo general el insomnio se asocia a enfermedades que no están diagnosticadas, como por ejemplo, si el paciente tiene depresión y no lo sabe porque nunca ha ido al médico, entonces es necesario estudiar el caso para medicarlo para la enfermedad primaria, no solamente el insomnio”, indica.

La falta de sueño puede generar alteraciones en la conducta de la persona, indica el especialista, como irritabilidad, impulsividad, mala toma de decisiones, problemas ejecutivos, cansancio o falta de memoria.

Sin embargo, se recomienda dejar de tomar café, coca-cola, bebidas energéticas y no hacer ejercicios en la noche “porque esto libera endorfinas y el metabolismo aumenta y se dificulta la conciliación del sueño”, puntualiza Yépez.

Enlace corto: