Lunes 18 de febrero del 2013 Tiempo Libre

Feria ARCO, una cita con el arte actual

EFE | MADRID



MADRID. Obra Revolver, del artista holandés Jasper Niens, una de las que más llamaron la atención de los visitantes.

MADRID. Obra Revolver, del artista holandés Jasper Niens, una de las que más llamaron la atención de los visitantes.

Contemplar el arte en libertad, pasear entre las galerías, detenerse cámara en mano delante de las obras que más interesan fueron algunas de las posibilidades que ofreció la Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCO) 2013 a los numerosos aficionados, quienes acudieron hasta ayer en Madrid a una cita que se abrió también a la participación on-line.

Desde que empezó la feria de arte, con la intervención de 202 galerías de 30 países, y que fue inaugurada por los príncipes de Asturias, la prensa informó de las piezas más “raras”, polémicas o especiales, por lo que fueron muchos los visitantes que buscaron la paloma disecada que estaba en el suelo, la ratonera de Juan Muñoz, el buitre que aparecía victorioso sobre una papelera llena de desperdicios, la escultura del hombre encapuchado sentado en el suelo o los “picassos” más caros. O la obra titulada Revolver, la gran instalación de madera.

El país invitado a ARCO 2013 fue Turquía, de donde llegaron diez galerías. Al mismo tiempo, en el Foro de Expertos se celebró el encuentro ARCO Bloggers, una experiencia participativa on-line concebida y coordinada por Roberta Bosco y Stefano Caldana. Invitado especial a este encuentro fue el artista estadounidense afincado en París, Evan Roth, uno de los creadores emergentes más renovadores y que más éxitos está logrando en los últimos tiempos.

La intervención de Roth en el foro giró en torno al uso activo y pasivo de internet. La esencia de su mensaje se refirió a plantear que existen nuevas herramientas y nuevos instrumentos para abrir el mundo de la cultura, sin necesidad de ser un galerista o un artista conocido: “Cualquier persona dispone de una especie de escenario en el que puede desarrollar cualquier idea y los usuarios no necesariamente tienen que ser expertos o coleccionistas. Es una especie de paradigma de lo que es el mundo nuevo”, refirió.

Así, existen dos audiencias. Una puede ser “el público de ARCO, la gente que viene a ver las obras y posiblemente a adquirirlas. En la otra cara de la moneda se sitúa el mundo de internet”, manifestó, y consideró que estos dos mundos “posiblemente estén separados, se solapen o incluso puede tratarse de la misma gente. Todos los individuos tienen que tener acceso al arte en estos dos niveles”, remarcó.

Asimismo, ARCO parece haberse cansado de la crisis económica con una apuesta clara: resucitar las ventas a través de un servicio cada vez más personalizado. First Collectors y ARCO Collect on-line se presentaron como dos programas con los que se puede extender un mercado artístico cada vez más fatigado.

Enlace corto: