Jueves 07 de febrero del 2013 Arte y cultura

‘Oscurana’, obra que evoca la figura de Pablo Palacio

El escritor guayaquileño Luis Carlos Mussó, quien tiene una decena de poemarios, presenta su novela Oscurana esta noche, en la Casa Morada.

El escritor guayaquileño Luis Carlos Mussó, quien tiene una decena de poemarios, presenta su novela Oscurana esta noche, en la Casa Morada.

El trabajo que presenta esta noche marca el inicio de nuevas entregas en un género literario que no había experimentado. Es el guayaquileño Luis Carlos Mussó, de 43 años, quien decidió “perder el miedo” en la escritura narrativa, por lo que de la poesía saltó a la novela con Oscurana, que es un acercamiento a la figura del fallecido escritor lojano Pablo Palacio.

El autor confiesa que su ópera prima de narración larga surgió como poema. “Quería captar la voz de (Pablo) Palacio cuando estaba en sus últimos días, enajenado por la enfermedad, con el sistema nervioso colapsado, pero luego me di cuenta de que lo que tenía de información podía pasar a formar parte de un discurso mayor e hice caso a las palabras de Miguel Donoso Pareja, quien me dijo que si quería hacer algo consistente debía escribir todos los días”.

Señala que la corrección del texto demoró mucho más que su escritura. En sus inicios llevó por título Luz literal, que hacía alusión a Luz lateral, una de las obras de Palacio, el hilo conductor de su publicación.

Sin embargo, luego de ganar en el 2010 con esta obra el Premio Ángel F. Rojas, convocado por la Casa de la Cultura, núcleo del Guayas, decidió cambiarle el nombre por Oscurana, porque aunque no es una palabra muy frecuente en el medio, dice, es muy válida para lo que se recoge en la novela, porque equivale a “oscuridad, parte de lo negro que tenemos todos, esta insania, locura, enajenación”.

Mussó, quien es docente en el Instituto Tecnológico de Artes del Ecuador (ITAE) y en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil (UCSG), consideró dar una estructura distinta a su obra, que no sea la común de capítulos ordenados cronológicamente. “Pensé en un Palacio que tuvo picos altos, picos bajos, por lo que la novela debía incluir misterios dolorosos, otros gozosos, dependiendo de la gloria o su completa desazón”, afirma.

Mussó comenzó a crear su texto en el 2006 y lo terminó en el 2008. Dice que Oscurana, aunque tiene ficción, está contextualizada en las diferentes ciudades donde nació, ejerció y murió Palacio, es decir, Loja, Quito y Guayaquil, respectivamente. Añade que desde antes de empezar sus estudios formales de literatura, el escritor lojano había sido tema de su interés. “Era una voz importante de las letras que estaba presente en mí. Leí sobre él textos y tesis de ecuatorianos o españoles, también me fui a revistas de la época en que vivió”, agrega.

Con esta novela, el autor guayaquileño alcanzó también en el 2012 el Premio Joaquín Gallegos Lara, que organiza el Distrito Metropolitano de Quito.

Oscurana apareció a fines del 2011 sin una presentación formal y se editó con el sello Antropófago. El primer tiraje, de 1.000 ejemplares, está agotado, expresa su autor. Al momento se imprimieron 1.000 más.

Mussó ha publicado una decena de poemarios, por los cuales ha logrado otros premios. Al momento escribe, sin premura, una nueva novela y tiene dos libros poéticos listos que presentará este año, sin determinar aún la fecha. Sus versos constan en antologías y revistas impresas y virtuales. Su obra ha sido parcialmente traducida a otros idiomas.

Apuntes
La presentación de la novela Oscurana, de Luis Carlos Mussó, se realiza hoy, a las 20:00, en la Casa Morada, situada en calle Segunda 611 entre Ficus y Las Monjas, Urdesa central.

En la actividad participará, en el análisis de la obra, la catedrática y crítica literaria Cecilia Vera de Gálvez.

Enlace corto: