Viernes 01 de febrero del 2013 Política

HRW denuncia ‘injerencia’ en justicia de Ecuador

EFE | WASHINGTON

Relacionadas



En la presentación de su informe anual, la organización Human Rights Watch (HRW) se mostró preocupada por el “debilitamiento de la independencia judicial en Ecuador”.

También denunció que el gobierno de Hugo Chávez mantiene una concentración ‘total’ del poder en Venezuela, Cuba sigue siendo el país más represivo de América Latina y la impunidad reina en México.

En cambio, HRW saludó avances en Argentina, Brasil, Uruguay y Chile para brindar justicia por las “atrocidades” cometidas en las dictaduras.

“Hay algunas buenas noticias, algunos progresos, pero también hay materias que nos preocupan”, dijo el director para las Américas de la organización, José Miguel Vivanco.

Según Vivanco, el gobierno de Rafael Correa “ha socavado la libertad de prensa” con persecuciones judiciales contra periodistas y dueños de medios, mientras la independencia judicial se ha visto comprometida por “la injerencia” del Ejecutivo en la designación de jueces.

A nivel regional, una de sus principales advertencias fue contra la posibilidad de que la Organización de Estados Americanos (OEA) limite las funciones de su Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuando decida en marzo sobre un proceso de reformas del ente que estudia desde el 2011.

Asimismo, Vivanco calificó de “grave error” que América Latina haya “distinguido” esta semana a Cuba con la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), pese a que “es un régimen totalitario”.

El directivo dedicó buena parte de su intervención a advertir sobre la situación en Venezuela. “Lo que debería constituir un régimen democrático con separación de poderes, no existe”, fustigó Vivanco, al aseverar que la Corte Suprema de Justicia “no tiene la más mínima credibilidad” y es un “apéndice del Ejecutivo”.

Vivanco dijo que por ello no le extrañaba la decisión del máximo tribunal que resolvió que Chávez, hospitalizado en Cuba desde el 11 de diciembre tras su cuarta operación contra el cáncer, no estaba obligado a juramentarse para un nuevo mandato el 10 de enero.

Esa decisión dejó a ese país en una “situación bastante anómala”. La acumulación de poder permite “que el gobierno intimide, censure y enjuicie a venezolanos que critican al presidente”, puntualizó HRW.

Enlace corto: