La Alianza del Pacífico, una zona de libre comercio que atrae la atención de Europa

AFP
SANTIAGO DE CHILE.- La Alianza del Pacífico, con planes acelerados para convertir a Chile, México, Perú y Colombia en una zona de libre comercio, atrae la atención de Europa.

A siete meses de su creación, la Alianza acordó "cerrar un acuerdo arancelario antes del 31 de marzo de este año", según anunció el presidente chileno Sebastián Piñera, al final de una reunión del grupo al margen de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El acuerdo liberará por lo menos el 90% de los productos entre los cuatro países.

Esta alianza, "que se caracteriza por ser efectiva y eficiente", en palabras del presidente colombiano Juan Manuel Santos, despierta interés en Europa.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, que participó de una reunión previa de la Unión Europea, pidió formar parte de la Alianza del Pacífico.

"Yo he pedido ahora, y me han apoyado, de participar en la Alianza del Pacífico", dijo Rajoy en una entrevista con el diario chileno La Tercera.

"A mí me interesa el Pacífico al igual que me interesa América Latina, porque en el Pacífico podemos invertir, del Pacífico puede ir gente a invertir a nuestro país, podemos exportar nuestros productos a países que están en crecimiento", explicó Rajoy.

España es el principal inversor en América Latina y debido a su crisis busca aumentar su comercio con la región.

Nacida por iniciativa del exmandatario peruano, Alan García (2006-11), la Alianza del Pacífico se selló formalmente en junio del año pasado en el Observatorio de Cerro Paranal, en el norte de Chile.

"Se trata del proceso de integración más importante y profundo de la historia de América Latina", dijo el domingo el presidente colombiano.

El acuerdo incluye a las economías que más están creciendo en América Latina.

Perú, con una expansión estimada para este año de 6,3% del PIB, liderará el crecimiento del grupo de países, seguido por Chile, con un 5,5%; Colombia (4,8%) y México (3,5%-4%), todos por sobre el promedio regional (3,1%), impulsados por el incremento de sus exportaciones de materias primas, fundamentalmente a China.

Chile y Perú son dos de los principales productores de cobre del mundo, del cual China es su principal comprador mundial, lo cual ha apuntado su crecimiento económico en los últimos años.

Formalmente, la Alianza del Pacífico tiene por objetivo "profundizar la integración entre estas economías y definir acciones conjuntas para la vinculación comercial con Asia Pacífico, sobre la base de los acuerdos comerciales bilaterales existentes entre los Estados parte", según la cancillería chilena.

Sus economías están entre las más liberalizadas del mundo. Sólo Chile cuenta con 22 acuerdos comerciales que alcanzan a 60 países, entre ellos la Unión Europea, Estados Unidos, China, Japón y Corea del Sur, mientras que México tiene una red de 12 acuerdos comerciales que abarcan 44 países y que incluye a Estados Unidos, China y la UE.

La Alianza del Pacífico congrega a una población de 215 millones de personas. Sumadas sus cuatro economías, el bloque podría constituirse en la novena economía más grande del mundo, según afirmó el presidente de Chile, Sebastián Piñera, en la ceremonia oficial de lanzamiento del grupo.

Antes que España, Costa Rica pidió formalmente su incorporación, mientras Panamá participa como observador. Este domingo, Japón y Guatemala fueron aceptados también como observadores.

Sin embargo, los alcances del acuerdo son todavía una incógnita, según analistas.

"La Alianza del Pacífico es todavía una promesa más que una realidad (porque) aún no cuenta con una estructura concreta", dijo a la AFP el analista de la Universidad de Chile, Ricardo Israel.

"España se quiere integrar a este movimiento, pero probablemente no le hubiera interesado si no hubiera atravesado por una crisis económica", agregó.

El acuerdo se inserta dentro de otras iniciativas de comercio con objetivos similares, como el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), que integran Estados Unidos, Japón, Rusia y China, restringido sólo a emitir recomendaciones pero que ahora podría, en parte, devenir en la mayor área comercial del mundo, a partir del Acuerdo de Libre Comercio Transpacífico (TPP), que actualmente se negocia.

El TPP reúne a Australia, Brunei, Chile, Estados Unidos, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, a los que se han sumado recientemente México y Canadá, mientras que Japón también aspira a integrarse. En cambio China, la segunda economía del mundo, se mantiene por fuera.

En la región, en tanto, la Alianza del Pacífico es vista como un contrapeso a Brasil -la principal economía regional-, que integra el Mercosur junto a Argentina, Venezuela, Uruguay y Paraguay (suspendido), el cual no ha realizado tratados de libre comercio con otras regiones o países.

"La Alianza del Pacífico no es contra nadie, ni quiere hacer contrapeso a nadie. Son países que han encontrado visiones comunes para generar sinergias", dijo el presidente Santos.