Fundas plásticas en ventanas y puertas para evitar el agua

Shirley Hungría, moradora de Los Vergeles, colocó una funda plástica negra para cubrir la mitad de la puerta de fierro de su vivienda.

Esta medida la tomó como precaución para evitar que durante el invierno, cada vez que llueva, entre agua a su casa.

Ella expresó que cada funda le costó $ 0,15 en la tienda de la esquina de su casa. Ella, además, ha tapado las goteras del techo de su casa para evitar que el piso se moje y que cualquiera de los miembros de su familia se resbale.

Durante un recorrido que realizó un equipo de este Diario, se observó que hay viviendas en construcción en las cuales también se han colocado fundas plásticas para tapar las ventanas, puertas, portales y parte de los techos.

Hungría indicó que pese a que el Municipio de Guayaquil realizó la pavimentación de la calzada, creó aceras, bordillos y alcantarillado en una de las vías principales de ingreso a Los Vergeles, aún se inunda esta zona porque los ductos se tapan debido a que moradores botan desperdicios.

Otros vecinos han preferido construir un muro de concreto al pie de la puerta principal de la vivienda para que no ingrese el agua acumulada.

Romina Montenegro, sentada en uno de estos muros, dijo que compró, a 12 dólares, botas para poder salir de su casa porque la vía se encuentra en construcción y cada vez que llueve se forma lodo.

Más de veinte calles de este sector se encuentran en construcción, por lo que cada vez que llueve se forman pozas y los niños juegan en los alrededores o pasan en bicicletas.

Moradores expresaron que las obras de pavimentación de vías que ejecuta el Municipio se realizan a un ritmo lento.

“Un día remueven tierra en una calle y al siguiente, otra, pero ninguna la terminan, esto cuando llueve se llena de agua y no se puede salir”, se quejó uno de los habitantes que prefirió omitir su nombre.

Jorge Berrezueta, director municipal de Obras Públicas, indicó que en este sector las obras durarán alrededor de ocho meses, por lo cual “los moradores deben tener paciencia”. Detalló que la obra consiste en excavar, rellenar, poner tuberías, hacer bordillos y aceras... se está trabajando con Interagua para poner todos los servicios. Las calles se están haciendo de hormigón y así la gente se queja”.

La concesionaria Interagua mediante un comunicado informó que este sector está incluido en el plan preinvernal, que abarca la limpieza de canales, ductos y alcantarillas.

En esta zona hay solares baldíos que tienen maleza acumulada, muchos de estos se encuentran cubiertos de monte, lo cual aumenta la propagación de mosquitos.

Además hay zanjas llenas de aguas servidas y maleza que afecta a los moradores, ya que a partir de las 18:00 aumenta el malestar por los zancudos.

Cielo Alcívar, otra moradora, indicó que hasta el pasado domingo 13 no se habían realizado fumigaciones.

A partir de las 16:00, ella cierra todas las ventanas de su vivienda para evitar que ingresen los mosquitos, ya que no puede poner ningún insecticida porque sus hijos son alérgicos a estos productos.

En tanto, otros habitantes cortan la maleza que crece al pie de sus casas, mientras los niños se divierten con agua empozada de la lluvia.

Se consultó al área de Relaciones Públicas del Servicio Nacional de Erradicación de la Malaria (SNEM) y la respuesta fue que la entidad aún no cuenta con el cronograma sobre las fumigaciones.

Silvio Solórzano
Propietario de una Peluquería
“Me preocupan mis hijos de 2 y 7 años. Aquí los mosquitos nos invaden. La zanja del sector de la Y está llena de aguas servidas y monte, además apesta”.