Fiscalía interviene en caso de perjudicados por Unión Constructora

Centenares de perjudicados por la Inmobiliaria Unión Constructora realizaron esta mañana una marcha de protesta desde el parque El Arbolito (centro norte de Quito) hacia la Fiscalía de Pichincha, para exigir a las autoridades que intervengan en la presunta estafa cometida por los esposos  Javier Pachacamac y Yadira Torres, dueños de la constructora.

Los perjudicados entregaron anticipos que van desde los $ 5.000 hasta los $ 40.000 para la construcción de sus casas en varios puntos de la ciudad de Quito.

Desde el año pasado ya se denunciaron irregularidades por la demora en la entrega de las viviendas.

El abogado de las familias, William Aguaguiña, dijo que por ejemplo un solo terreno se vendió a 40 personas y los proyectos no tuvieron permisos municipales para la construcción.

Una comisión de los denunciantes fue recibida por la Fiscalía de Pichincha que ofreció la designación de un agente fiscal para que se dedique exclusivamente al tema.

Por lo pronto, Unión Constructora se mantiene intervenida por la Superintendencia de Compañías, que asegura que esta empresa inició con un capital de apenas $ 800, y no posee mayores recursos en caso de devolución de los recursos a perjudicados que en gran parte son migrantes que buscaban una vivienda para regresar al Ecuador.

Se desconoce al momento el paradero de los esposos Pachacamac y Torres.