Min. de Salud está a cargo de los males catastróficos

Yolanda, de 55 años, debe permanecer conectada por tres horas, tres veces a la semana, a una máquina que limpia las toxinas de su sangre (hemodiálisis). Ella padece de insuficiencia renal crónica desde hace ocho meses, uno de los males considerados como catastróficos.

Por ello, el tratamiento de Yolanda ha sido gratuito. Ella fue derivada del hospital público Abel Gilbert al Instituto del Riñón y Diálisis San Martín, ubicado al sur.

“Antes (de las diálisis) pasaba hinchada, en especial las piernas, porque retenía líquido; ahora ya no”, dijo la habitante del Guasmo sur.

Así como Yolanda, otros 97 pacientes han sido derivados de centros del Ministerio de Salud Pública (MSP) y 71 del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) a esta unidad, informó María Luisa Narváez, gerenta encargada.

Desde el 2009, el centro tuvo convenio con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) por el programa de protección social, pero desde agosto del año anterior pasó a la red de protección social del MSP.

La atención se da con normalidad, pese a “retrasos” de hasta dos meses en el trámite para el pago de compensaciones.

“Es una transición institucional que trae retrasos en los pasos administrativos que hay que dar y, como damos un servicio, cualquier retraso de más de 30 y 45 días en el pago sí podría generar retrasos en las obligaciones patronales con el IESS, SRI...”, señaló Gino González, gerente y propietario del centro de diálisis Nefrosalud.

Según las reuniones que con autoridades del MSP ha mantenido González, quien también es coordinador de un grupo de propietarios de quince unidades que dan ese servicio en cuatro provincias, hay la posibilidad de que en los próximos días se dé autonomía financiera al programa, al convertirse en una unidad ejecutora y los prestadores, en partidas presupuestarias.

Esto facilitaría el trámite administrativo, expresó.

El MSP aseguró que “el Estado cubre y continuará cubriendo y atendiendo a las personas en condiciones consideradas como catastróficas. Al momento, el MSP atiende a alrededor de 14.000 personas, con una inversión anual de alrededor de 100 millones de dólares...”.

Detalles: Programa
Enfermedades
Son males catastróficos: cáncer, lupus sistémico, artritis reumatoide, defectos congénitos del corazón; y enfermedades raras o huérfanas, como la anemia fanconi e hipotiroidismo congénito, entre otras.

Dolencias renales
Hay alrededor de 4.000 pacientes con enfermedades renales crónicas terminales a nivel nacional, según Gino González, gerente del centro de diálisis Nefrosalud.