Cierran clínica Cotocollao por muerte de neonato en Quito

Con un operativo que contó con apoyo policial, las autoridades de salud de Pichincha clausuraron ayer la clínica Cotocollao, ubicada en el norte de Quito. La medida se dio por la supuesta condición antihigiénica en las que se desarrollaban las actividades en ese establecimiento de salud, lo que habría provocado la muerte de un neonato, el pasado 8 de enero, por una infección bacteriana.

Cinco bebés que estuvieron internos en la clínica fueron llevados al hospital Baca Ortiz para hacerles varios exámenes con el objetivo de comprobar si también estaban infectados con esa bacteria.

El operativo de cierre, que se inició desde las 07:00 de ayer, se llevó a cabo con la participación de quince policías, varios funcionarios de la Dirección Nacional de Salud y el comisario Giovanni Flores, quien fue el encargado de emitir los sellos de clausura.

Ellos coordinaron el traslado en ambulancias de los trece pacientes, entre ellos, tres menores que estaban internados en la clínica en estado delicado, pero estable, a otras casas de salud públicas y privadas.

Los administradores de la clínica anunciaron que esperarán los resultados de estos análisis para pronunciarse. No obstante, una representante del centro, que no se identificó, advirtió que estos saldrían negativos. Señaló que desconocía la causa legal para el cierre.

Las autoridades de salud advirtieron que no darán ningún tipo de declaración. La clínica funciona desde hace dos décadas y tiene un convenio con el IESS para recibir pacientes.