Nuevo tiroteo en medio de debate sobre armas en EE.UU.

AP-AFP
WASHINGTON.- Dos personas fueron alcanzadas en un tiroteo en una escuela en California y el atacante fue puesto bajo custodia, sin que se conozca por el momento la condición de las víctimas, informó la oficina del alguacil.

“Tenemos dos víctimas y el atacante ha sido puesto bajo custodia”, dijo un oficial de la oficina del alguacil, tras el tiroteo ocurrido en la escuela secundaria Taft Union, en la localidad de Taft, 190 km al norte de Los Ángeles.

El noticiario local ABC News informó que el tiroteo ocurrió a las 09:00 y que la Policía respondió a las llamadas al número de emergencia 911 que hacían las víctimas escondidas en armarios de la escuela.

El sospechoso fue arrestado 20 minutos después, agregó el diario local Los Ángeles Times.

Este ataque se produce un mes después de la masacre de 26 personas, entre las que había 20 niños, en una escuela en Connecticut (noreste), y en medio del acalorado debate nacional sobre el tema de la posesión de armas.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, enfrentó ayer el que podría ser el más complicado de una serie de encuentros sobre política de armas de fuego, con la Asociación Nacional de Portadores de Armas, el mayor grupo de cabildeo que de antemano se opuso tajantemente a cualquier propuesta sobre nuevos controles.

El pasado miércoles, el vicepresidente estadounidense dijo que el presidente Barack Obama podría tomar medidas sobre el tema por medio de una acción ejecutiva, lo que no requiere la aprobación del Congreso. Las declaraciones de Biden han desconcertado a dueños de armas de fuego, que temen perder el derecho constitucional de portarlas.

Andrew Cuomo, gobernador demócrata de Nueva York y quien aboga por mayores restricciones, dejó en claro su postura. “Nadie caza con un fusil de asalto. Nadie necesita diez balas para matar un venado. Hay que poner fin a la locura”, dijo a gritos el funcionario.

En su intenso discurso, Cuomo exigió prohibiciones más severas a armas de asalto y a cargadores de alta capacidad, a fin de fortalecer las leyes estatales sobre control de armas de fuego, que son de las más restrictivas del país.

Biden dijo que el próximo martes entregaría al presidente Barack Obama los resultados de su investigación sobre la manera de reducir la violencia con armas de fuego, una iniciativa que surge como respuesta a la reciente masacre en una escuela en Connecticut (noreste).

“Me comprometí con él y tendré sus recomendaciones para el martes”, indicó Biden, antes de reunirse con deportistas y organizaciones de caza.

El vicepresidente también se reunió con minoristas como Wal-Mart, así como con gente de la industria del entretenimiento. La víspera habló con víctimas de delitos y reconoció que cualquier planteamiento deberá ser flexible.

El presidente estadounidense espera anunciar las medidas que tomará su propio gobierno para enfrentar los incidentes violentos con armas una vez que rinda juramento para su segundo periodo como mandatario el 21 de enero.