Programas para discapacidades dependen de reforma a ley

Luego de que en octubre pasado el vicepresidente Lenin Moreno dijera que estaba en marcha un proceso de traspaso de los programas para personas con discapacidades a varios ministerios hasta mayo, cuando deje su cargo, en la última sabatina expresó que estos pasarán a una nueva secretaría.

Ayer, la asambleísta Irina Cabezas dijo que se encargará de que los programas Misión Manuela Espejo y Joaquín Gallegos Lara no desaparezcan una vez que Moreno se retire.

Esto porque el mismo vicepresidente le pidió “que vigile la continuidad” de esta gestión para las personas con discapacidades, según dijo ayer Cabezas durante una rueda de prensa con Xavier Torres, vicepresidente del Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis).

La propuesta se ejecutará a través de una reforma a la Ley Orgánica de Discapacidades que permita la creación de la Secretaría Técnica Misión Manuela Espejo, tal como lo anunció Moreno el sábado pasado en la rendición de cuentas.

No obstante, esas modificaciones a la ley no están listas y tampoco hay una fecha para estructurar esta secretaría. Aunque “lo ideal sería que esté listo antes de que Moreno deje la Vicepresidencia (el 24 de mayo del 2013)”, expresó la legisladora oficialista.

Xavier Torres expresó que la futura secretaría permitirá impulsar proyectos de inversión que sean sostenibles en el tiempo, pues la entidad tendrá autonomía administrativa y presupuestaria, lo que facilitará que, por ejemplo, los $ 104 millones que tiene la Vicepresidencia como presupuesto se transfieran a la secretaría y no a los ministerios de Salud, Educación y al MIES.

En octubre pasado, Moreno dijo que estaba en marcha el traspaso de los programas para personas con discapacidad a varios ministerios. Según lo indicado ese día en un encuentro en la provincia de Galápagos, el programa Manuela Espejo pasaba al Ministerio de Salud; el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) se encargaba del programa Joaquín Gallegos Lara; la cartera de Vivienda se hacía cargo de entregar viviendas a personas discapacitadas; Educación, de becas y ejecución de escuelas con facilidades; Relaciones Laborales, de los controles y planes para garantizar empleos a ese grupo poblacional.

En días pasados, este Diario contactó a familiares de personas beneficiadas por el programa Manuela Espejo y el bono Joaquín Gallegos Lara.

Jéssica Bastidas, de 34 años, vive en la coop. Unión de Bananeros del Guasmo sur, en Guayaquil, es madre de tres niños, de los cuales el mayor, de 11 años, tiene parálisis cerebral desde los nueve meses a causa de una meningitis, por lo que el pequeño fue beneficiado hace dos años con el bono de la Misión Manuela Espejo de la Vicepresidencia.

La mujer asegura que, meses atrás, con los $ 240 del bono mandó a confeccionar un verticalizador (artefacto para ejercitar las piernas del menor), le compra alimentos, medicinas, vitaminas, pañales y se moviliza para llevarlo a sus exámenes y terapias médicas semanales.

Ella mantiene la esperanza de que su hijo pueda aprender a caminar, por lo que anhela que la misión le ayude con terapias físicas y de lenguaje en su casa, para que fortalezcan la evolución que ha tenido el niño.

“Él quiere salir de ahí, no le gusta estar sentado o en su cuna. No me puedo quejar, me ha ayudado bastante (el bono)”, dice Bastidas, quien cuenta que está separada del padre de sus hijos (vive con sus padres).

A pocas cuadras, en el mismo barrio del sur de la ciudad, habita Roxana Pico, de 36 años, madre soltera de una niña de 5 años con cardiopatía compleja y parálisis en la columna, quien también recibe el bono desde septiembre del año pasado. Ella espera que se concrete una compleja operación a su hija que podría devolverle la movilidad y le permita dejar la silla de ruedas.

En la coop. Dignidad Popular de Las Malvinas, Magaly Pérez dice que hace dos meses fue visitada por la misión Manuela Espejo, la que realizó una evaluación médica a su hijo de 13 años, por lo que recibió una cama y un colchón. En su ventana hay un adhesivo con el logo de la campaña.

Ella afirma que la enfermedad visual de su hijo adolescente es miopía. Él asiste a una escuela fiscal y usa anteojos.

En la misma manzana, Edda Jácome cuida a su hijo de 16 años, quien tiene síndrome de Down y no habla. Ella dice que hace un mes también recibió una cama y un colchón, pero que desconoce si puede acceder a algún otro beneficio del programa.

Jácome señala que el menor tiene el 65% de discapacidad intelectual, pero no tenía a la mano el carné del Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis). Dice que teme llevar a su hijo a una escuela porque ya estuvo en una y no se adaptó, después de eso no ha buscado una ayuda especializada.

En días pasados, la Vicepresidencia difundió su balance anual del 2012, según el cual ha dado 442.094 ayudas técnicas, entregado 5.956 casas y existen 16.194 beneficiarios del bono Joaquín Gallegos Lara. Con el programa Con pie derecho se ha tamizado a 191.000 recién nacidos, para detectar enfermedades de tipo intelectual.

En Guayas, entre enero y noviembre del 2012 se entregaron 50.548 ayudas técnicas, 290 viviendas y 2.865 bonos. La inversión del proyecto en el país ha sido de $ 487’217.726.

Rocío Ojeda, subsecretaria regional de la Vicepresidencia de la República dijo que la inversión en el programa proviene de la Vicepresidencia, aunque ha habido donaciones de electrodomésticos de otros países o de una mutualista que dio 50 casas prefabricadas a personas con discapacidad. Dijo que desde este mes se hará una búsqueda de casos en áreas rurales de Los Ríos.

Detalles

Misión manuela espejo

Requisitos para el bono

Ser una persona con discapacidad física (que tenga un 75% o más), intelectual, mental o psicológica y múltiple severa (con un 65% o más), es decir, que dependa de la atención de otra persona y que se comprometa más de tres variables como vivienda, salud, protección familiar o situación económica, inserción laboral, atención educativa, entre otras.

Ayudas técnicas

Andador con y sin ruedas, bastón, cama, colchón y cojín, muletas, silla de ruedas, colchón de postura infantil, silla para bañarse y evacuar, coche postural y pañales.