Se entregaron 13 marcapasos reciclados de Suecia a JBG

Trece marcapasos reciclados fueron donados la mañana de ayer a la Junta de Beneficencia de Guayaquil (JBG) para ayudar a personas de escasos recursos económicos que necesiten de estos aparatos.

Esta actividad se realizó por la renovación de convenios entre el Club Rotario Boras Vastra de Suecia, de donde son originarios los dispositivos, y de los clubes rotarios de Guayaquil y Guayaquil Moderno con la JBG.

Werner Moeller, director de la JBG, señaló que desde el 2007, cuando se firmó el primer convenio, no solo se han beneficiado “200 pacientes, sino 200 familias a quienes se les dio una nueva esperanza de vida”.

Estos marcapasos serán destinados al Servicio de Cardiología del hospital Luis Vernaza.

Ernesto Peñaherrera, jefe de Cardiología del hospital, aseguró que estos dispositivos son para pacientes que no gozan de ningún tipo de seguro médico o beneficio social del Gobierno, y son de muy escasos recursos económicos.

“Son pacientes que a diario llegan a nuestro hospital, con bloqueos cardiacos, los que acceden a este programa de marcapasos en máximo 72 horas”, explicó Peñaherrera.

Indicó que a estos beneficiarios previamente se les hace la evaluación clínica y la valoración socioeconómica a través de trabajo social.

“Son pacientes que no pueden esperar, por ende no hay una lista de espera, se los coloca a quien los necesita” señala el cardiólogo.

John Smith, representante del Club Rotario Boras Vastra de Suecia, quien realizó la entrega de los aparatos a Moeller, explicó que los dispositivos son reciclados de otros pacientes en Suecia, pero que han sido analizados exhaustivamente y certificados para su reutilización.

“Los dispositivos tienen un promedio de diez años de vida útil y un costo aproximado de tres mil dólares cada uno”, señaló Smith.