El Tungurahua estremece y afecta al turismo, fiestas y vía

Las explosiones violentas del volcán Tungurahua producidas ayer obligaron a la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) a cambiar el nivel de alerta, de amarillo a naranja, en zonas consideradas de alto riesgo en las provincias de Tungurahua y Chimborazo; también se empañaron los festejos por los 68 años de cantonización de Baños. En tanto, la ceniza se esparcía por poblaciones como Pelileo, Ulba, Pondoa, Cevallos, Latacunga y Salcedo.

Las explosiones comenzaron a registrarse a las 05:30, cuando se dieron dos de leve magnitud, pero la más intensa se produjo a las 06:00 y asustó en poblaciones cercanas al volcán. “Nos despertó a todos porque fue fuerte, las casas y las ventanas se movieron”, dijo Holguer Guamán, habitante de Baños.

Poco después comenzó a caer ceniza del volcán, en proceso eruptivo desde hace trece años. Enseguida, los habitantes salieron de sus casas para retirar de las calles y aceras el material volcánico, aunque estaban seguros de que en el transcurso del día iba a seguir cayendo ceniza porque la actividad eruptiva seguía con bramidos y explosiones audibles en la zona.

“Hemos aprendido a convivir con el Tungurahua, pero tenemos que estar prevenidos”, dijo Cristian Chimbo mientras realizaba la limpieza.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Baños se reunió a las 07:00 y, además de suspender el desfile, resolvió cerrar temporalmente las piscinas de aguas termales El Salado, en las riberas del río Vascún.

Según Xavier Mayorga, director de la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio de Baños, la medida tenía la intención de precautelar la integridad de habitantes y turistas.

En la resolución de la SNGR se declara también la emergencia para prestar ayuda humanitaria y atención a la ciudadanía que se vea afectada por los efectos de la actividad volcánica.

La gobernadora de Tungurahua, Lira Villalva, dijo que en zonas de mayor riesgo como Cusúa, Juive y La Pampa se dispuso la presencia inmediata de efectivos de la Brigada Galápagos para que ayuden a salir a las personas que lo requieran.

Víctor Núñez, presidente de la comunidad de Cusúa, aseguró que en el día las personas saldrán del sector hacia el reasentamiento en La Paz, pero que en la noche se hará el llamado para que todos dejen el lugar, aunque consideró que habrá pobladores que se resistan a evacuar.

En tanto, los turistas poco a poco salieron de Baños por la caída de ceniza. Jorge Iza llegó junto a su familia procedente de Salcedo, en Cotopaxi. Dijo que prefería regresar ante la imposibilidad de asistir a las piscinas de El Salado y por la ceniza.

Guillermo Romero, operador turístico, advirtió que la ausencia de turistas bajó en cerca del 70%. “Los productos que compramos se nos dañan por lo menos en un 40%, el resto se podrá guardar”, expresó preocupado.

La gobernadora mencionó que la mayoría de los 9 cantones de Tungurahua se han visto afectados. También se suspendió la circulación vehicular por la carretera Baños-Penipe.

Patricia Mothes, técnica del Instituto Geofísico en el observatorio de Guadalupe, indicó que ayer hubo no solo bramidos y explosiones constantes, sino también salida de flujos piroclásticos, los cuales se quedaron en la parte alta de la montaña. Además señaló que se prevé que aumente la intensidad.

La actividad volcánica no fue impedimento para que los aeropuertos de todo el país funcionen con normalidad, lo cual fue confirmado por Santiago Simbaña, del departamento de Prensa de la Dirección Nacional de Aviación Civil (DAC).

Dijo que las autoridades no han emitido disposiciones como suspender vuelos y que existen planes de contingencia que solo se pondrán en marcha cuando sea necesario.

Repercusión de explosión

Según el Instituto Geofísico, las explosiones estuvieron acompañadas de cañonazos fuertes que provocaron vibración del suelo en lugares cercanos y fueron escuchadas en lugares ubicados a más de 30 km del volcán, como Pujilí.

Caída de ceniza y cascajo

En sectores como Cusúa y Cotaló se reportó caída de cascajo; en Baños, Runtún, Pondoa, Pelileo, Cevallos y Ulba, ceniza gruesa. Se prevé que se produzcan eventos similares en próximos días.