Fumar marihuana en casa ya está permitido en el estado de Washington

AFP
LOS ÁNGELES, ESTADOS UNIDOS .- Los amantes de la marihuana pueden encender desde este jueves su porro en el salón de su casa sin temor a represalias policiales en el estado de Washington, donde entró por primera vez en vigor una norma que despenaliza el uso recreativo de la marihuana.

Un día histórico en el país, después de que los habitantes de ese estado aprobaran durante las presidenciales del 6 de noviembre pasado un texto que legaliza este tipo de consumo del cannabis.

Una ley similar se hará efectiva el 5 de enero próximo en Colorado (oeste), también aprobada por voto popular el mismo día.

En el estado de Washington ahora es legal llevar hasta 28 gramos (una onza) de cannabis si se tiene 21 años o más.

No obstante, fumar en público todavía está prohibido, y quien lo haga es pasible de recibir una multa de 50 dólares.

Además, las autoridades no regularán hasta dentro de varios meses el cultivo ni la venta de marihuana, que sigue estando prohibida, lo cual de paso debería convertirse en una nueva fuente de ingresos fiscales.

Quien sea hallado conduciendo con un nivel de THC -el principio activo de la marihuana- equivalente a 0,08 gramos de alcohol por litro de sangre, también podrá ser sancionado.

La entrada en vigor de este nuevo texto que entra en contradicción con la ley federal despierta muchas interrogantes, hasta ahora sin respuesta por parte de los legisladores.

El fiscal del estado de Washington recordó que la ley federal sobre esta sustancia seguía "sin cambios", y que ningún texto votado por un estado podía estar por encima de la ley votada en el Congreso de Estados Unidos.

"Cultivar, vender o poseer cualquier cantidad de marihuana sigue siendo ilegal según la ley federal", indicó el comunicado.

Las "personas también tienen que recordar que va en contra de la ley federal introducir cualquier cantidad de marihuana a una propiedad federal, como los edificios federales, los parques nacionales, las instalaciones militares y los tribunales".

Esta advertencia no impidió que unos 200 amantes del cannabis festejaran el evento ni bien pasó la medianoche del miércoles en el centro de Seattle, blandiendo cigarrillos de marihuana -prohibidos en público- frente a las cámaras de la cadena 'CBS'.

"Puedes fumar y no sentirte un criminal. Hay en realidad poca diferencia con tomarse una cerveza; de hecho creo que es menos peligroso", dijo Calvin Lee a la cadena local Kiro 7.

Otro canal, 'Fox 12 Oregon', señalaba que las tiendas de pipas para fumar marihuana en la vecina ciudad canadiense de Vancouver habían recibido en los últimos días "clientes nuevos".

Muchos estados estadounidenses ya autorizan el consumo de marihuana con fines terapéuticos, como para pacientes con patologías graves, pero ninguno había ampliado hasta ahora la legalización al consumo recreativo en privado.