Maestros aportaron al IESS, pero no reciben jubilación adicional

Marcelo Torres tiene 72 años, era profesor hasta el año pasado cuando debió acogerse a la jubilación obligatoria porque así lo estipula la Ley Orgánica de Servicio Público (Losep).

Él trabajó en la docencia 50 años, durante los cuales aportó al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para la jubilación general y por una adicional, la cual tenía como beneficio todo el magisterio.

El 5 de mayo de 1964 se expidió el decreto 719 que establecía mejoras sustanciales para el magisterio fiscal nacional como la jubilación, con el 100% del promedio de los cinco mejores sueldos, con 30 años de servicio docente y 50 años de edad.

Además la creación de una jubilación adicional, la cual se cubría con el pago de una prima estatal y un aporte adicional del 10% mensual repartido en un 5% de parte del Estado y un 5% mensual del sueldo básico de parte de los profesores fiscales de los niveles preescolar, primaria, medio, universitario y docentes de establecimientos de educación superior oficial.

Sin embargo, desde que entró en vigencia la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI), en marzo del 2011, los docentes no reciben el dinero que aportaron para esa jubilación.

La disposición derogatoria sexta de esa ley deja sin efecto el decreto 719 que “estableció un aporte adicional del 5% de los aportes patronales y personales del magisterio, para financiar la jubilación de los profesores”, dice la normativa.

Es así que maestros que aportaron por 20, 30 años o incluso más y que se han jubilado desde abril del 2011 hasta la actualidad no reciben ese valor. Según estadísticas del Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano (FCME) son 6.813 los jubilados desde abril del 2011 a septiembre de este año.

A esto se suman las quejas de los profesores que están próximos a jubilarse y que desconocen si recibirán o no ese valor.

El presidente ejecutivo del directorio nacional del FCME, Juan José Castelló, dice que si no se resuelve pronto este asunto, lo mismo seguiría sucediendo cuando se vayan jubilando año a año los 134.096 docentes activos que igual como a los 6.813 jubilados “han aportado durante toda su vida laboral a la jubilación adicional del magisterio y por lo tanto han generado y financiado el derecho”.

Según el coordinador de los jubilados de la FUTE (Federación Unionista de Trabajadores de la Educación del Ecuador), Humberto Tola, son $ 260 millones los que tenía en el 2009 el IESS por aportes de la jubilación adicional. Conforme a sus cálculos cada mes disminuyen $ 5 millones por el pago a los aproximadamente 30.000 profesores que continúan recibiendo la pensión, porque se jubilaron antes de que se derogara el decreto 719.

La subdirectora del sistema de pensiones del Guayas del IESS, Grace Reyes, dijo desconocer cuánto es el actual valor que posee la institución por los aportes de la jubilación adicional, que aún se está revisando cómo se va a proceder en este tema y que se está a la espera del Reglamento de la LOEI, sin embargo, este está vigente desde el 26 de julio de este año y no establece procedimientos sobre esta temática.

Tola asegura que el Gobierno ha puesto en manos de la Asamblea la solución al pago de la jubilación adicional, sin embargo, no se concretan las acciones.