Latinos incidieron en triunfo y piden reforma migratoria

El fuerte apoyo de los hispanos, el grupo demográfico de más rápido crecimiento en Estados Unidos, ayudó a inclinar la suerte del presidente Barack Obama para asegurar un segundo mandato en la Casa Blanca.

El apoyo a Obama entre los hispanos fue del 66%, según un sondeo en las elecciones de Reuters/Ipsos, más o menos en línea con el porcentaje que votó por el mandatario demócrata hace cuatro años.

Era fundamental para Obama mantener el codiciado bloque de votantes, sobre todo porque perdió apoyo entre los hombres blancos, dijo Matt Barreto, politólogo de la Universidad de Washington, quien sigue la opinión de los latinos.

Los hispanos perdonaron a Obama por su promesa incumplida de reformar las leyes de inmigración y con su participación electoral contribuyeron para que asegurara su reelección en una reñida contienda.

Pero su voto envió también un mensaje de atención al presidente para que cumpla y apruebe junto con la oposición republicana un cambio migratorio integral en los primeros años de su gobierno, dijeron expertos y activistas.

La derrota del aspirante presidencial republicano Mitt Romney entre los votantes hispanos llevó también un alerta para los conservadores, para que se acerquen más a la comunidad latina, expresaron.

“Esperamos que el presidente apruebe una reforma de inmigración... porque esto es solo el comienzo”, dijo Eliseo Medina, secretario y tesorero del Gremio Internacional de Empleados de Servicio, un sindicato que agrupa a unos 2,1 millones de trabajadores.

Algunos de los estados indecisos con numerosa población hispana apoyaron a Obama, entre ellos Colorado y Nevada.

El mandatario hizo un gran esfuerzo para cortejar a unos 24 millones de votantes hispanos con capacidad de sufragar, intentando superar el descontento de algunos por sus políticas de inmigración.

“Los latinos jugaron un papel clave en la configuración del paisaje político de la nación, lo que demuestra que ambos pueden influir en las elecciones como votantes y perseguir con éxito escaños en el Congreso como candidatos”, dijo Arturo Vargas, director de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (Naleo).