Psoriasis, mal de la piel que se controla y no se contagia

Víctor Suárez, de 76 años, mantiene un color rojizo en el 90% de su piel, la cual está agrietada y sangra en algunas zonas como en las comisuras de las piernas y brazos. Esto, debido a que padece psoriasis, enfermedad inflamatoria crónica que le fue diagnosticada hace tres años.

La condición de Suárez se complicó porque ingirió bebidas alcohólicas, lo que generó que además de sentir picazón y ardor le diera escalofrío y perdiera proteínas en la sangre. Por ello, hace un mes tuvo que ser ingresado al hospital Luis Vernaza.

“Vine con el cuerpo lleno de escamas, parecía pescado. Ahora ya me siento mejor, ya no me pica”, dice Suárez mientras lo revisa Enrique Loayza, jefe de Dermatología de ese centro médico.

De los 60 pacientes que se atienden a diario en el área de Dermatología en Consulta Externa, diez tienen este mal.

La psoriasis se ha incrementado al igual que el número de pacientes que recibe el hospital, explica Loayza. En el 2010 se atendieron a 7.000 pacientes, de los cuales 750 presentaron el mal; mientras que en el 2011, de 12.000 recibidos, 1.153 tenían psoriasis.

Esta enfermedad afecta al 2,2% de la población de Estados Unidos. En el país no hay cifras que determinen su alcance, pero para establecerlas, la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología se reunirá en noviembre con dermatólogos de las diferentes provincias.

La psoriasis podría confundirse con alergias o caspa (en la cabeza), por lo que los pacientes podrían recibir un erróneo tratamiento y así agravar el mal. Por ello es indispensable el diagnóstico temprano. Si una persona presenta descamación, enrojecimiento o inflamación en zonas de la piel como rodillas, codos, uñas, cuero cabelludo, palmas de las manos o plantas de los pies, debe acudir al dermatólogo, sostiene Loayza.

Entre los factores que podrían agravar la enfermedad están los malos hábitos como fumar, tomar bebidas alcohólicas, el sedentarismo y la automedicación. El estrés y preocupación también podrían desencadenar el mal.

Ese es el caso de Beatriz, de 39 años, a quien le confirmaron que tenía psoriasis, luego de practicarle una biopsia en la casa de salud. “Tenía estrés en mi trabajo y problemas familiares, mis padres se enfermaron y yo tuve que hacerme cargo de ellos, a raíz de eso me vino la picazón de la cabeza”, comenta la mujer, que también presenta enrojecimiento en la espalda.

En tanto, en el centro dermatológico del centro de salud 4, ubicado en Cuenca y Noguchi, se atendió en el 2011 a 1.568 pacientes y en este año a 807. Este mal se presenta en igual proporción en hombres y mujeres y menor grado en niños.

Hoy, día en que se recuerda el Día Mundial contra la Psoriasis (declarado por la Organización Mundial de la Salud en el 2004), se busca dar a conocer a la comunidad sobre esta enfermedad que no tiene cura, pero que sí se puede controlar y que no es contagiosa, dice Loayza, quien insiste en que la sociedad debe respetar y aceptar a estos pacientes.

Agenda

HOY

10:00 Charlas sobre la psoriasis, obesidad y diabetes, testimonios de pacientes e información de la enfermedad se darán en el auditorio principal del hospital Luis Vernaza. Esta actividad se extenderá hasta las 12:00.

HOY

10:00 Casa abierta sobre la psoriasis, en el centro de salud 4, ubicado en Cuenca y Noguchi.

Miércoles

10:00 Casa abierta de dermatología en la plazoleta, frente a la capilla del hospital Luis Vernaza. Entre los temas que se abordarán están: ‘¿Qué es la psoriasis?’, ‘¿Qué es el vitiligo?’, ‘El sol y el cáncer de piel, alimentación y ejercicios’.